Monday 23 de January de 2017

174 funcionarios muertos en el sexenio

Gran parte de los fallecidos pertenecían a la policía

     12 Sep 2011 03:20:00

A- A A+

Compartir:

MÉXICO, DF.- Durante el gobierno del presidente Felipe Calderón se han reportado 174 asesinatos de funcionarios públicos y políticos, atribuidos a la delincuencia organizada, entre candidatos a gobernador, alcaldes, alcaldes electos, legisladores estatales y locales, generales en retiro que fungían como secretarios de Seguridad Pública municipal, secretarios estatales de Seguridad Pública y jefes con algún grado policial, entre otros.
En cuanto a presidentes municipales, durante este sexenio se han reportado 32 homicidios en 14 estados. En este año van cinco ataques mortales.
Respecto de los candidatos a algún puesto de elección popular, suman cinco víctimas.
El mayor número de esos homicidios se refiere a mandos policiacos, con 83 casos.
El de Édgar Eusebio Millán Gómez, en el Distrito Federal, ha sido la muerte violenta contra un servidor de mayor autoridad, ya que él era el que comandaba la ofensiva federal contra los cárteles de la droga.
Michoacán, con 21 casos, es el estado donde han ocurrido más asesinatos contra algún funcionario público, ya sea administrativo o policial; sin embargo, Veracruz es la entidad donde perdieron la vida 14 jefes policiacos, antier, en ese estado, fue asesinado un agente ministerial, le sigue el Estado de México, con nueve de esos casos; Durango, con ocho, y Michoacán y Aguascalientes, con siete cada uno, y Guanajuato, con cinco homicidios.
En Hidalgo, Sinaloa y Tamaulipas fueron ultimados cuatro policías de alto rango.
En la capital del país, además del caso Millán, fueron ultimados otros dos agentes de alto rango. Mientras en Chihuahua, Jalisco, Morelos, Quintana Roo y Tabasco murieron dos jefes policiacos en cada entidad.
También en los estados de Baja California y Baja California Sur, Campeche, Colima, Nuevo León y San Luis Potosí los criminales mataron a un comandante en cada lugar.

Gobernantes en la mira
En cuanto a presidentes municipales, durante este sexenio se han reportado 32 casos en 14 estados.
En febrero pasado varios alcaldes de Michoacán, Durango y Chihuahua tuvieron que dejar sus domicilios o trabajar fuera de su demarcación para proteger su integridad y la de sus familiares, debido al hostigamiento de los grupos criminales que operan en sus
localidades.
El 4 de junio de 2008, Manuel Angulo Torres, presidente municipal de Topía, Durango, fue el primer asesinado; el último, José Eduviges Nava Altamirano, de Zacualpan, Estado de México.
En ese rubro, Durango encabeza la lista con seis muertes; le siguen Chihuahua y Michoacán, con cuatro cada uno, y Guerrero, con tres.
Respecto del Estado de México, Nuevo León, Oaxaca y Tamaulipas, en cada uno se realizaron dos asesinatos de alcaldes; mientras que Coahuila, Morelos, Puebla, San Luis Potosí, Veracruz y Zacatecas han registrado una baja en cada uno.
En lo que va del presente año han ultimado a cinco alcaldes.
El 7 de enero pasado, Saúl Vera, de Zaragoza, Coahuila, murió en un atentado. El 11 del mismo mes, Abraham Ortiz Rosales, de Temoac, en Morelos, también murió a balazos; tres días después, Luis Jiménez, del municipio de Santiago Amoltepec, Oaxaca, fue asesinado.
El 28 de julio, Fortino Cortés, alcalde de Florencia de Benito Juárez, en Zacatecas, también fue asesinado a balazos; hasta el cierre de esta edición, José Eduviges Nava Altamirano, presidente municipal de Zacualpan, en el Estado de México, fue el último en morir a manos de narcotraficantes, el 20 de agosto.

Contra candidatos
Respecto de los candidatos a algún puesto de elección popular, suman cinco las víctimas, donde destaca el asesinato del priista al gobierno de Tamaulipas, Rodolfo Torre Cantú, emboscado el 28 de junio de 2010, en una carretera del municipio Soto la Marina.
Ese día, Torre Cantú regresaba de un mitin, y en la carretera Ciudad Victoria-Soto un comando le atravesó un camión. En cuanto se detuvieron, comenzaron a dispararles. En el lugar murieron seis personas y una más en el hospital.
El 20 de agosto de 2009, el diputado local de Guerrero, y aspirante a la gubernatura, Armando Chavarría, falleció de dos impactos de bala dentro de su vehículo.
El 7 de abril de 2009 fue asesinado Gustavo Bucio Rodríguez, candidato a diputado federal suplente por el PRD.
Él era compañero de fórmula de Julio César Godoy Toscano, medio hermano del gobernador michoacano, Leonel Godoy.
Otras víctimas que también disputaban puestos de elección popular son: José Mario Guajardo, quien contendía por la alcaldía de Valle Hermoso, Tamaulipas, murió el 14 de mayo del año pasado.
Romero Núñez Montiel, candidato a la alcaldía de Jololalpan, Puebla, falleció de varios balazos, al igual que Gonzalo Amador Ortega, excandidato a la Presidencia Municipal de Huauchinango, Puebla, quien murió el 24 de julio pasado.
Los estados donde más políticos han muerto presuntamente a manos del crimen organizado son: Michoacán, con 12; Tamaulipas, con diez; Chihuahua, con ocho; Durango, Guerrero y Sinaloa, con seis casos cada uno.
En el recuento de este diario, sobre las más de 40 mil personas que han perdido la vida en el contexto de la lucha federal contra el crimen, están los nombres de 32 presidentes municipales y 83 jefes policiacos y otros 60 de servidores públicos y políticos.
La Federación Nacional de Municipios de México denunció que 126 alcaldes han sido amenazados. Durante el sexenio, también han muerto regidores y síndicos; el contador de este rotativo cifra 14 fallecidos.
Chihuahua y Michoacán tienen registradas tres muertes cada uno; mientras que en Baja California Sur y Sinaloa murieron dos.




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra
Venta 0.5
€uro
Compra
Venta 0.5

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad