Tuesday 24 de January de 2017

2012, año crucial

Referencias

     28 Dec 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

¿Qué espera al país en 2012? La pregunta está en boca de millones de mexicanos. Tal vez nunca como ahora en el México moderno haya existido tanta incertidumbre. Muchos cifran sus esperanzas en las elecciones, en un cambio de gobierno. La misma esperanza de cada seis años y al final la frustración de siempre. La pregunta debería ser ¿Hasta cuándo?
Hasta cuándo la sociedad seguirá fincando todas sus expectativas de mejorar en gobernantes que han resultado por lo menos incapaces, corruptos, depredadores, déspotas y apátridas, características atribuibles no sólo a los recientes regímenes panistas, sino ya cultivadas desde anteriores sexenios.
Hasta ahora la mayoría de los ciudadanos ingenua e irresponsablemente ha creído que con el cambio de gobernantes la situación mejorará y por eso cada seis años ha depositado en las urnas votos aderezados de esperanzas y sueños.
Mas la realidad dice que votar no es suficiente. La democracia no se agota en ese acto, menos en un país donde los vividores de la política están perrunamente aferrados a las ambiciones personales, de grupo o partido.
La inacción, la apatía, el mexicanísimo valemadrismo es lo que hoy tiene al pueblo postrado ante los delincuentes sin cargo ni licencia, pero con armas, dinero y poder para sobornar y corromper, y -sin generalizar, porque hay muchas excepciones- aquellos que con cargo de funcionario público o de elección popular pisan con sus actos linderos de la delincuencia.
Este 2011 da a los mexicanos lecciones que si las elude, agravarán su desgarramiento social y su desastre económico y político. La indignación, que brota en países incluso con problemas menores a los que sufrimos aquí, debe llegar a la conciencia de cada persona. Motivos para indignarnos abundan.
Ojalá 2012 sea el año en el que se tome la indignación como bandera de lucha hacia el verdadero cambio, el que urge, el que nos libere de gobernantes, funcionarios y políticos que únicamente tienen como guía sus intereses personales, de grupo o de partido.
Para lograrlo no será suficiente con ir a las urnas, sino desde ahora exigir plena legalidad y equidad en todo el proceso. Repetir fraudes electorales como los de 1988 o de 2006 podría generar conflictos sociales que seguramente derivarían en catástrofes hasta ahora desconocidas a las actuales generaciones.
La situación exige la participación consciente y responsable de todos, porque no asumir el rol que la historia que hemos hecho o permitido nos adjudica, sería renunciar a los valores consustanciales al ser humano.
En el desarrollo de las naciones ningún día es intrascendente, pero en 2012 cada uno será decisivo y lo que se haga o deje de hacerse tendrá repercusiones inmediatas. Todos debemos asumirnos como personas responsables, íntegras y comprometidas con nuestras familias y con México.
Con todo, un año feliz y próspero es nuestro mejor deseo.

*Periodista
ricgomm@hotmail.com
 




Lo más leído
Adolescente embarazada resulta herida en Cancún
Alumno de secundaria amaga en Facebook con tiroteo
México se levanta de la mesa si nos quieren hacer pagar el muro: SE
Reconocen incremento de homicidios en Guadalupe
Habrá matrimonios colectivos en Zacatecas
Cercano a Trump percibe ventajas para canadienses
A la mesa, todos los temas: Peña; anuncia decálogo para negociar con EU
Mejor esperar que renegociar TLC con Trump: Excanciller Derbez
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.30
Venta 21.8
€uro
Compra 22.99
Venta 23.49

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad