Saturday 21 de January de 2017

¡82 años de vida del PRI..!

Han pasado pues, más de siete décadas desde que las anteriores palabras fueron escritas. El partido al que hacen referencia ya no está en el gobierno federal

     9 Mar 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

E l pasado 4 de marzo, el Partido Revolucionario Institucional cumplió 82 años de haber sido fundado. Durante las primeras siete décadas de existencia –como aún bien se recuerda- se le identificó con el aparato gubernamental mismo. Desde sus inicios  se acuñó la expresión coloquial de partido oficial para hacer referencia de él.

La anterior calificación no fue gratuita. Elementos para ganársela  los hubo. De entrada, ha de tenerse presente que su creación fue anunciada nada menos  que en el informe presidencial de 1928, por voz del propio Ejecutivo, que a la sazón lo era el general Plutarco Elías Calles.
Posteriormente, y decreto presidencial de por medio publicado incluso en el Diario Oficial de la Federación, se ordenó en ese tiempo descontar a la burocracia una cuota obligatoria -es decir, sin tomársele parecer- para el sostenimiento de ese partido oficial, originalmente llamado Partido Nacional Revolucionario PNR.
Pocos años después y también mediante un acuerdo del Ejecutivo, cuyo titular era en ese entonces Lázaro Cárdenas, se le otorgó en donación gratuita el inmueble que alojó durante algunos años la sede de ese partido en la ciudad de México, ubicada en la avenida Ejido, lo que es hoy prolongación de avenida Juárez.
En ese mismo período se incluyó al Ejército como un sector más, el cuarto, de ese partido, que adornó el nombre de Partido de la Revolución Mexicana PRM. Las referencias para justificar el mote podrían extenderse ad infinitum.
A finales de febrero de 1940, el fundador del PAN, Manuel Gómez Morín, se refirió a ese partido gubernamental en términos que en buena medida, a pesar de no ocupar ya el gobierno federal, son hoy vigentes.
Lo hizo en respuesta a un discurso que pronunció en Chilpancingo el entonces presidente de la República  Lázaro Cárdenas.
En un texto que no tiene desperdicio Gómez Morín dijo -para describirlo- lo siguiente: “Al hablar del PRM (hoy PRI) el presidente lo hace como parte del régimen no como representante de la nación y obra obligado por fuerzas que aparecen superiores a su voluntad.
Todos quisiéramos dominar esas fuerzas y acabar de una vez con la patraña de ese partido que no tiene un solo miembro voluntario, fuera de los que disfrutan de sus canonjías y beneficios”.
Agregó Gómez Morín sobre el punto: Que derroche (ese partido) fortunas procedentes de las arcas públicas sin dar cuenta jamás, por supuesto; que no es sino un indebido e ilegal apéndice del Gobierno; que para el más insignificante acto público en el que necesite la reunión de unos centenares, siquiera,  de personas, debe acudir la coacción descarada o el pago humillante; que se volvió contra su creador (Plutarco Elías Calles) en cuanto pudo hacerlo; que no tiene la menor vinculación con la opinión pública”.
Cómo olvidar aquellas épocas de triunfos absolutos, los famosos triunfos de “carro completo”, cuando con toda anticipación se sabía quién era el bueno... los disfraces del tapado, las conversaciones en los cafés para adivinar muy a tiempo  quien sería el elegido, si iba  a ser un estadista, un economista o el político que a palmo o por su gran influencia se había ganado ser el “candidato”.
Ese que no necesitaba realmente campaña para enfrentar alguna oposición, porque si la había era creada por el mismo priísmo…Qué tiempos aquellos.
Cuando el poder se ejerció a nivel nacional desde la silla presidencial hasta cualquier gubernatura incluso cualquier alcaldía, porque la palabra  y la investidura presidencial estaba tan ligada al partido de las mayorías, que cualquiera se sentía honrado con solo pensar pertenecer al gobierno o a alguna estructura del Revolucionario Institucional.
Han pasado pues, más de siete décadas  desde que las anteriores palabras fueron escritas. El partido al que hacen referencia ya no está en el gobierno federal, pero aún domina en buena medida los gobiernos del ámbito local y mantiene  amplia presencia en las Cámaras.
Ha sobrevivido a su catástrofe de hace once años. Y, sorpresivamente, sin cambiar mucho. En esencia sigue siendo lo que antes fue,  y además ya se siente de regreso a la Presidencia de la República. De ocurrir tal regresión, sencillamente sería algo gravísimo para el país.
Ese partido estrena presidente nacional. Su perfil, que ya irá conociendo mejor la opinión pública nacional -como bien lo identifica la de Coahuila, de cuyo estado es gobernador con licencia; cargo que, por cierto, pretende heredar a su hermano-, no puede estar más en armonía con el PRI de siempre: autoritario, demagogo, intolerante, manipulador y bravucón, entre otros rasgos de éste que ya irán aflorando.

*Periodista




Lo más leído
Hallan una camioneta incendiada y con restos humanos en bolsas 
La nueva casa de El Chapo: penal de mafiosos y terroristas 
Acusan de violación al Cabrito Arellano; se trata de su sobrina   
Capturan a un hombre en posesión de un arma tras herir a otro 
La Sedena denuncia sitio de internet apócrifo 
Anuncia Tello apoyo de $3 millones para cronistas del estado 
Pide PRI resguardo de sus instalaciones por amenazas de Arne
Derrumban los vientos una barda de ladrillos y cae en un auto   
Sorprende extraño fenómeno en cielo de Michoacán 
Millones de mujeres marchan en todo el mundo contra Donald Trump
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.57
Venta 22.07
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad