Tuesday 17 de January de 2017

A propósito de Mahoma invocado en Zacatecas (por diversas razones)

     19 Sep 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:

La nota de ayer del Run-Run -siempre agudo- incluyó un dato bueno para la Ciudad de Zacatecas, citó el universal dicho: “si Mahoma no va a la montaña, la montaña va a Mahoma”. Aunque lo aplicó a otra más de las capacidades de persuasión del procurador Arturo Nahle, que sorprende siempre con su versatilidad e ingenio para resolver los mismos problemas grandes, como los de su encargo actual, como cuestiones útiles y prácticas desde la fuente inagotable de su imaginación y simpatía.

Así las cosas, puso el Run-Run: “si la burocracia, desterrada a Ciudad Administrativa, no puede acudir a Acrópolis… Arturo Nahle convenció a Said Samán de abrir una sucursal…  En la Procuraduría de Justicia”.
Qué bueno, porque la cafetería de los Samán Zajur es un símbolo de la ciudad y es un espacio obligatorio para los turistas y también para los políticos que se deleitan con el privilegio de ver por las ventanas, especialmente las que dan hacia la Catedral y desde adentro con la formidable Pinacoteca que ha colocado Fuad para gozo de todos. Aunque no todos los clientes se recrean en el arte, sí en el delicioso café y los platillos que desde hace tantos años alegran el paladar de nuestra gente.
El asunto me dio licencia para introducir una reflexión sobre un tema de obligada preocupación universal y que me da la oportunidad de transcribir dos o tres fragmentos de mi columna del domingo 16 de septiembre, en Excélsior, dedicada a la ira que ha desatado un estúpido filme que ofende al profeta de los musulmanes (porque además se sabe fue financiado por judíos).
Burla irresponsable,
ira incontrolable.
Ambas reprochables
Paradójicamente la caída del Imperio Romano de oriente en 1453 por la invasión de Constantinopla por los otomanos, coincide con lo que los historiadores denominan el fin del Medioevo y el comienzo de la era moderna.
De esa afrenta para occidente se distorsionó el estereotipo de los árabes en general, muchos de ellos creyentes de Alá…
Y en reacción hay un rencor que absorbe las hieles de agravios incontables como los que rodean la vinculación de occidente con el reconocimiento del Estado de Israel y tras ello la mutilación de Palestina. Y se ha sintetizado como el enfrentamiento pertinaz por los intereses de occidente metido en los asuntos exclusivos de los actores del Oriente  Medio, y la incapacidad de la ONU de mediar (si tuviera otro Consejo de Seguridad)….
Hay una enorme comunidad de descendientes de familias sirio-libanesas en todo México y una colonia fraternal de ellos que radica en Zacatecas que llegaron hace muchos años y que son plenamente orgullosos de ésta, la que consideran su patria y son mucho más sensibles que los que con apellidos en castellano -algunos son criminales de los sitios monumentales.
Los reconocimientos que al principio hice a Arturo Nahle son porque cuando desempeñó altos cargos en el gobierno de Jesús Murillo Karam en Hidalgo, se rescató integralmente el pueblo mágico Real del Monte. Y Arturo, aunque ajeno a los menesteres oficiales de esa materia, fue voluntariamente parte de esa conciencia por recuperar la fisonomía de la historia de ese importante fundo minero.
Y si algo puedo reprocharle -cariñosamente- a Arturo Nahle es que, aunque esa no ha sido su materia, ni su giro de servicio público, acá en Zacatecas no ha podido desalentar las más recientes agresiones al patrimonio de la humanidad.
Desde luego que nada podría haber hecho durante la era de Amalia Dolores, cuando sus dos encumbrados personeros Rafael Flores y Héctor Castanedo, además de tantas barbaridades, consintieron la construcción del salón de fiestas del Baruqui (oveja negra de los entrañables descendientes de los sirio-libaneses que vinieron a hacer el bien al país).
Pero ahora, Arturo es parte del Gobierno del Estado y podría haber intentado intervenir -con ese genio persuasivo que posee- para evitar los caprichos del alcalde de Guadalupe (como el de la innecesaria obra de remodelación del Jardín Juárez). Finalmente, se trata de su excolaborador, el hoy alcalde de Guadalupe, fue subsecretario de gobierno con Ricardo Monreal.
Retiro mi muy confianzudo extrañamiento a mi paisano Arturo Nahle, al saber -por las crónicas mediáticas- que el Jardín Juárez fue reconstruido al estilo de un set de McAllen, contra el dictamen de la Junta de Monumentos (instancia burlada por todos); fue aplaudido por el gobernador Miguel Alonso, que según el Run-Run se divirtió con la “fuente seca” en que se remojaron los niños guadalupenses.
Si una obra es polémica y se inaugura con bombos y platillos por un gobernante sensible, eso desconcierta hasta a quienes le profesan respeto, porque su legado de alcalde de la capital es francamente respetable.
Así igual que Amalia, del brazo de sus creativos secretarios de Turismo y Obras Públicas -que también ignoraron a la Junta de Monumentos que se oponía- la mandamás local fue a entronizar el Altar Mayor de Catedral, el copete postizo de San Agustín, los bolardos y el tubo que carga el proyector de la fachada virtual, la plaza de los chacuacos y la supuesta reparación de Santo Domingo, entre otras aportaciones a la Disneylandia Colonial.

*@f_javier_acuna




Lo más leído
Se registra accidente múltiple en el boulevard
Encuentran a un hombre sin vida en Zóquite
Se pasa el alto y choca
Por Trump, anuncian cerco a Embajada de EU y bloqueo a puentes internacionales
Chocan sobre avenida Varela Rico
Moreno Valle deja la gobernatura para buscar la candidatura a la presidencia
Sondeo: Jóvenes opinan que estarán peor después de Trump 
Turquía captura al agresor del club de Estambul 
El 911 lanzará app de alerta para teléfonos inteligentes
Taxista que ayudó a agresor de Playa del Carmen; expolicía con antecedentes de ‘extorsión’
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.58
Venta 22.08
€uro
Compra 23.08
Venta 23.58

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad