Friday 20 de January de 2017

A un año de que desaparecieran 9 cazadores, sigue la búsqueda

Se cumple un año de su desaparición

     9 Dec 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

ZACATECAS.- Hace un año ya de la desaparición de ocho cazadores originarios de León, Guanajuato en El Plateado de Joaquín Amaro y sólo se ha logrado identificar los restos óseos de uno de ellos.
Fue el 8 de diciembre de 2010 cuando se reportó la desaparición de 10 personas aficionadas a la caza cinegética que vinieron a la sierra de Zacatecas, en los límites con Jalisco, con el fin de practicar ese deporte.
Estuvieron acampando en El Manantial, San Lorenzo.
De ellos, sólo volvieron a su tierra dos, un adulto y un menor, que lograron escapar de un grupo armado que los privó de su libertad.
Los otros ocho quedaron en calidad de desaparecidos, hasta septiembre de este año, que tras una minuciosa investigación en Los Negritos, Calera de Víctor Rosales, un predio identificado como fosa clandestina, fueron hallados más de 4 mil fragmentos óseos y algunos de ellos dieron con el perfil genético de uno de los cazadores.
Del resto sigue sin saberse su paradero; la zozobra de sus familiares es compensada solamente por la esperanza de encontrarlos, vivos o muertos, pero saber dónde están.

Los hechos
Un grupo de 10 comerciantes, amantes de la cacería, salió el 6 de diciembre de León, Guanajuato, con destino a la sierra de Zacatecas, en Joaquín Amaro, a practicar ese deporte.
Durante dos días no se supo de ellos, hasta que un menor de 15 años llegó a León y explicó que policías municipales de Joaquín Amaro los habían detenido y entregado a un grupo armado.
A él lo dejaron en libertad mientras que otro, Antonio Olivares, El Tongas, logró escapar herido cuando los sujetos armados, al parecer, los iban a torturar.
El Tongas dijo que tanto a él como a sus compañeros los entregaron al grupo de sujetos armados, encapuchados, en una estación de gasolina; luego los llevaron a algún predio donde prendieron una fogata y fue cuando tuvo la oportunidad de huir.
Llegó a Guanajuato y contó la historia que había vivido.
Desde entonces ya nada se supo de los otros ocho cazadores.

Inicia la búsqueda
Durante todo el año Antonio Olivares visitó Zacatecas varias veces con el fin de identificar tanto la gasolinera como el predio en el que presuntamente se quedaron sus compañeros.
Por temor, El Tongas, huyó a Estados Unidos, pero la Procuraduría General de Justicia de Guanajuato requirió su presencia para darle celeridad a la investigación y regresó.
En tanto, los siete policías que integraban la corporación policiaca de Joaquín Amaro, incluyendo el director, quedaron arraigados hasta en tanto se determinara su participación en la desaparición de los cazadores. La camioneta en que venían fue ubicada en Jalpa y hubo un detenido.

Se cierra una línea de investigación
En febrero se suscitó un enfrentamiento en Tabasco donde según versiones de la Procuraduría de Justicia de Zacatecas murieron los presuntos sicarios que privaron de la libertad a los cazadores.
Llegaron a esa conclusión porque entre las cosas que se les decomisaron fueron halladas varias prendas que pertenecían a los leonenses. Una cámara tenía evidencia en video de que era de ellos, pues algunas imágenes eran de cuando estuvieron cazando en la sierra de Joaquín Amaro.
Arturo Nahle García, procurador de Justicia de Zacatecas, dio por cerrada esa línea de investigación al considerar que ya no había más responsables; sólo quedaba esperar que aparecieran en algún lado.

Llega una pista
Luego de más de 200 días sin rastros de los ocho cazadores, en septiembre se encontró un resto humano que correspondía al perfil genético de Ernesto Cordero Anguiano.
En Los Negritos se hallaron miles de restos óseos, más de los que, por desgracia para los familiares de los leoneses, no se ha podido confirmar a quien pertenecen.
A la esposa de Ernesto, la procuraduría le entregó 100 miligramos de sus restos óseos.
El pasado domingo 4 de diciembre los familiares de los desaparecidos hicieron una misa en la que pidieron a Dios por el paradero de los cazadores.
Su desaparición trascendió a nivel internacional ya que el Grupo de Trabajo de Desapariciones Forzadas de la ONU hizo recomendaciones al Gobierno Mexicano para intensificar la labor de búsqueda y localizarlos.
Los familiares de los desparecidos no pierden la esperanza de encontrarlos, aunque el titular de la procuraduría General de Justicia, Arturo Nahle García, dijo que por lo pronto ya no hay nada qué hacer más que concluir con los análisis de las piezas óseas que fueron encontradas y que corresponden a 14 perfiles genéticos, de los que 13 son de hombre y uno de mujer.

Dan a la PGJE nuevo equipo de extracción de ADN...




Lo más leído
María Auxilio Tenorio, nueva titular de la DSP de la capital 
Reportan disparos al aire en la avenida Hidalgo en la madrugada 
Mineros enfrenta a los Alebrijes en la Fecha 4 del Ascenso MX
Preparan investidura de Trump como presidente; llegan personalidades 
Alarma a bomberos y vecinos incendio dentro de un lote 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.78
Venta 22.28
€uro
Compra 23.31
Venta 23.81

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad