Thursday 19 de January de 2017

Adorables

Programa de culturas populares

     29 Apr 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:
  • (ángel padilla) (ángel padilla)
  • El tradicional coloquio de San Isidro Labrador  fue un espectáculo que gustó mucho. El tradicional coloquio de San Isidro Labrador fue un espectáculo que gustó mucho.
  • La gente aprovechó para comprar souvenirs. La gente aprovechó para comprar souvenirs.
  • El público observaba el espectáculo. El público observaba el espectáculo.
  • Los Pechugones de Jalpa maravillaron al público con su música y buen humor. Los Pechugones de Jalpa maravillaron al público con su música y buen humor.
Imagen de


Los Pechugones de Jalpa maravillaron al público de la Plaza Miguel Auza con sus variadas canciones rancheras que hicieron cantar hasta a los asistentes más jóvenes.
Pese al escaso público que se presentó, el dueto conformado por Gonzalo Gómez en la guitarra e Ignacio González en el violín tocaron con muy buen humor.
Después de presentar lo mejor de su música, los asistentes pidieron otra canción, pero don Gonzalo se negó, quizá porque es el más tímido de los dos, pero su compañero lo persuadió para deleitar una vez más al público reunido en el lugar.
 Don Ignacio, muy contento, contó que los mariachis de Jalpa los envidian porque han recibido más reconocimientos y tienen más trabajo que otros cantantes.
Además, durante las celebraciones del 20 de noviembre en Jalpa, siempre les ponen un carro alegórico en el que recorren las principales calles mientras cantan vestidos de Villa y Zapata.
Más adelante, los asistentes pudieron observar un tradicional coloquio que cada 15 de mayo se realiza en honor a la comunidad de San Isidro Labrador en Jalpa, en el cual se realiza una representación del bien y del mal durante la evangelización de los caxcanes
Los colores, las máscaras y el llamativo atuendo fue lo que caracterizó a esta representación, que estuvo cargada de buen humor.
El diablo, un chacal con cuernos y cabello alborotado, quería tentar a todas las personas de San Isidro Labrador para que vendieran sus almas a cambio de dinero, y con ayuda de sus secuaces, lo intentó con tres viejitos, quienes al verlos tan espantosos, huyeron.
Decepcionado, el diablo intentó una vez más hacer lo mismo con un humilde charro que cuidaba sus ovejas, pero el campesino, al darse cuenta de quién era el misterioso ser que le ofrecía dinero a cambio de su alma, se rehusó no sin antes jugarles unas bromas.
Enojado, el ser maligno intentó castigar al charro, pero el ángel Gabriel lo protegió, lo que inició una batalla contra el mal, y al final los vencedores fueron los del bando del bien.
Lo más vistoso de la obra fue que los personajes hablaron con acento “costeño” y el diálogo fue una mezcla de prosa y humor.
Un dato curioso de esta representación es que pese a que hace años la comunidad de San Isidro Labrador está deshabitada, cada 15 de mayo personas de Jalpa se reúnen en ese lugar para mirar el espectáculo que consta de tres actos y tiene una duración de seis horas, pero por el poco tiempo disponible, los actores sólo pudieron actuar una hora.
 




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.96
Venta 22.46
€uro
Compra 23.26
Venta 23.76

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad