Tuesday 24 de January de 2017

Agenda legistativa y conflicto de intereses

     13 Sep 2011 03:30:00

A- A A+

Compartir:

Jeremy Pope, cofundador de Transparencia Internacional, ha expresado que la sociedad actual se encuentra en un momento donde “la construcción de las democracias” se ha convertido en una preocupación internacional importante. Observa que esto tiene lugar en países industrializados donde el papel del votante se ha diversificado y donde los actores políticos con frecuencia están al servicio de intereses de grupos corruptos. En esa esfera, refiere que estamos en el punto en que pueden -incluso- falsificarse las normas éticas creadas como medida de reforzamiento de los principios democráticos.
Este argumento busca proteger el servicio público profesional de las demandas provenientes de políticos depredadores que actúan a pesar de la creación de organismos anticorrupción; sin embargo, quienes toman decisiones regularmente se ven envueltos en conflictos de intereses que obstaculizan la creación de políticas.
El fenómeno no sólo se manifiesta en el sector público, donde los servidores están expuestos a participar en actos de fraude, nepotismo y corrupción, también son acciones provenientes de distintos sectores como los aparatos políticos, grupos empresariales, etc; es decir, este asunto opera en el seno de cualquier institución u organización.
En el ámbito parlamentario el conflicto de intereses tiene lugar en el proceso donde se discuten las políticas públicas. Las fracciones legislativas fijan en su agenda un conjunto de asuntos que involucra a distintos actores dentro del proceso de toma de decisiones, donde la negociación, deliberación y consenso son parte esencial y donde el conflicto de intereses no queda excluido. En este escenario pueden distinguirse tres actores: institucionales, partidarios y sociales.
Al iniciar el periodo de sesiones en el Congreso Federal los grupos parlamentarios en la Cámara de Diputados han llegado con una pesada agenda legislativa. PAN, PRI y PRD dan la impresión de querer hacer lo que a lo largo de la legislatura omitieron. El conflicto de intereses presente en asuntos como el laboral paralizó de plano el asunto. Entre lo poco que saldrá de ahí será la aprobación del paquete económico, eso en caso de no repetirse la experiencia del 2005 cuando los intereses partidistas detuvieron una parte importante del beneficio social.
En el Senado, por su parte, los asuntos se han tratado con mayor apertura. La agenda legislativa se observa despejada. Los contenidos son claros y existe un mayor consenso en abordar temas como el de la corrupción, lavado de dinero, cambio climático y seguridad nacional, entre otros.
El congreso mexicano debería valorar la creación de normas tendientes a fomentar la  autoexclusión de los legisladores para participar en cuestiones en las que están sujetos a conflicto de intereses, esto ofrecería mayor certeza sobre el desempeño de los legisladores y evitaría escenarios sociales y políticos desgastantes.

*Politólogo
 




Lo más leído
Adolescente embarazada resulta herida en Cancún
México se levanta de la mesa si nos quieren hacer pagar el muro: SE
Reconocen incremento de homicidios en Guadalupe
Habrá matrimonios colectivos en Zacatecas
Cercano a Trump percibe ventajas para canadienses
Alumno de secundaria amaga en Facebook con tiroteo
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.29
Venta 21.79
€uro
Compra 22.87
Venta 23.37

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad