Tuesday 24 de January de 2017

¡Ahí esta el detalle!

     19 Mar 2012 03:30:00

A- A A+

Compartir:

Pasará a la historia del periodismo local, la entrevista que El Sol de Zacatecas realizó al rector de la UAZ el pasado 13 de marzo. Allí ha quedado plasmado el perfil de un administrador improvisado, falto de ideas y argumentos, que no tiene conciencia de los disparates que lanza; un personaje afectado por una anorexia expresiva escandalosa, siendo gobernador de la Máxima Casa de Estudios.
Acabé la lectura y sentí pena ajena, vergüenza y molestia. Sólo en México un político agreste e irresponsable puede convertirse en líder de una comunidad académica. Mientras que los profesores son cotidianamente sometidos a rigurosos procesos de acreditación, el rector ha creado una burbuja inmune a la evaluación. ¿Cuántas valoraciones para determinar la calidad de sus escritos y de su trayectoria ha superado el gran timonel universitario? Ojalá pudiera responder esta pregunta sin malhumorarse, ni recurrir a la estrategia de autoerigirse como defensor de las mejores causas del pueblo.
Si estuviese verdaderamente preocupado por la ciudadanía, hubiese cuidado escrupulosamente el gasto, estableciendo prioridades y diseñando una sólida estrategia para obtener más recursos propios, en lugar de abrir planteles sin contar con los fondos necesarios para financiarlos a largo plazo. Quizá la sagacidad política le aconsejaba que para trascender más allá de su reinado serían prioritarios los votos cautivos y éstos tendrían que fabricarse.
A él no le preocupan "los dineros", ni los presupuestos sustentables: “Quien debe otorgar los recursos necesarios para la educación es el estado, entonces las instituciones públicas no debemos de generar nuestras expectativas de formación de jóvenes y de dar alternativas de solución de problemas de la sociedad, pensando en si tienen o no dinero, porque el dinero tiene que llegar del estado”.
Es obvio que el análisis económico no se la da bien al rector, como tampoco el aprendizaje y la lectura. Bastaría que hubiese hojeado la prensa internacional para comprender lo que ocurre cuando los gobiernos gastan más de lo que tienen. La crisis europea lo tiene sin cuidado. El Estado Mexicano debe cumplirle, es decir, el pueblo que paga impuestos. Acaso sería más congruente preguntarle a los ciudadanos si estarían dispuestos a pagar más gravámenes para ayudarlo a continuar con su apostolado justiciero.
Pero el médico cirujano se resiste a la panificación racional, abusando de su sapiencia aclara una verdad desconocida: la universidad no es una empresa. Por tanto: “No podemos decir, ¿con qué va a pagar eso? Pos ese es mi trabajo, y de los que lleguen, pos ese es su trabajo, conseguir el recurso para poder hacer lo que la universidad debe hacer”. "¡Pos ahí está el detalle, joven!"

*Miembro del Sistema
Nacional de Investigadores




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra
Venta 0.5
€uro
Compra
Venta 0.5

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad