Tuesday 17 de January de 2017

Ajustes para el próximo debate

     11 May 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:

 El resultado del primer debate llevado a cabo el pasado domingo entre los candidatos presidenciales y la reacción de la ciudadanía después de presenciarlo,  nos deja claro que, como viene ocurriendo desde hace 18 años, este mecanismo influye poco o casi nada en la intención del voto  del electorado.
Ello se debe, principalmente, a que el formato no permite que esta herramienta electoral se traduzca en una verdadera estrategia de convencimiento, por el contrario, para algunos candidatos puede  convertirse en un riesgo y muy  pocas veces en una oportunidad.
Otra vez se estableció un formato demasiado rígido, y si bien no presenciamos un debate tedioso, ni fue del todo un encuentro de monólogos, de hecho hasta tuvo toques divertidos;  tampoco fue lo que se esperaba, las propuestas viables para fortalecer a México pasaron a segundo término y la confrontación y ataques se pusieron en primer plano.
Debatir equivale a “discutir o disputar algo”  refiere “controversia, discusión o contienda”  en materia política  tiene como intención que los candidatos defiendan sus propuestas y refuten los argumentos de sus adversarios, las actitudes que vimos nada tuvieron que ver con esto último, en todo caso tomaron literal el primer concepto.
Se dedicaron a discutir y confrontarse, pero no a partir de sus propuestas y la defensa de las mismas,  centraron el ataque en enfatizar y refutar las descalificaciones que desde el inicio de las campañas se han venido haciendo los candidatos.
Claro está que para que se dé un debate debe haber posiciones antagónicas, si todos los contendientes estuvieran de acuerdo no tendría sentido reunirlos a debatir, el problema es que su posición de adversarios la han centrado destacar los errores de los otros y no en convencer al electorado de que se tienen las mejores propuestas.
Lo observado no nos da elementos para hablar de un ganador, porque no gana el debate el que descalifica menos o el que se defiende más, sino aquel que hace propuestas para mejorar, pero sobre todo que da a conocer los mecanismos para llevarlas a cabo, y ninguno lo hizo, sólo tres candidatos hablaron de propuestas (uno solo se dedicó a resaltar la supuesta tendencia de los medios a favorecer a un candidato) pero en ningún momento dijeron cómo las cristalizarían y cuando se habla de inventar el hilo negro, pero no de el cómo hacerlo, entonces se cae en discursos demagógicos y esos hace mucho que no nos convencen.
Definitivamente el IFE deberá hacer algunos ajustes en el formato para el próximo debate, procurando que este se traduzca en una verdadera vía de comunicación entre los candidatos y la sociedad, de otra forma habrá resultado ocioso llevar a cabo ambos debates.

*Docente-Investigadora  de la UAZ 




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.68
Venta 22.18
€uro
Compra 23.02
Venta 23.52

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad