Monday 16 de January de 2017

¿Alcanzará lo que hemos hecho para enfrentar la nueva crisis?

Perspectivas

     28 Nov 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

La mayoría de los mexicanos recuerdan el “catarrito” aquel que se nos convirtió en una pulmonía y que nos llevó a una caída económica de 6.7 por ciento.
En buena medida, por eso ven con temor los efectos de la nueva crisis mundial en la economía mexicana.
Hay que señalar que las crisis de 2009 y la actual son diferentes.
La primera tuvo características esencialmente financieras debido a que nació y creció con la quiebra de bancos y otras instituciones, por créditos mal otorgados que se volvieron incobrables.
Las consecuencias principales fueron la destrucción de la capacidad de consumo de millones de familias y la quiebra de los frágiles equilibrios de las finanzas públicas de las principales economías del mundo, Estados Unidos y varias naciones europeas.
La crisis actual, hijastra de aquella de 2009, tiene que ver con el sobreendeudamiento y los enormes déficit públicos de países que crearon estados de bienestar basados en la contratación de deuda; fue, para decirlo e otra forma, una borrachera de crédito gracia a la cual los habitantes de esas naciones aumentaron artificialmente su nivel de vida.
Grecia es el mejor ejemplo: se sintieron europeos, gastaron como europeos, vivían como europeos hasta que se dieron cuenta de que deben el 170% de su economía, que nadie les va prestar y lo peor, que no tienen con que pagar.
Y por ese mismo camino transitaron Italia, España y Portugal.
Junto con eso, la crisis de 2009, que obligó a los gobiernos a usar dinero público para apoyar a los sistemas financieros, hizo evidentes los sobreendeudamientos y disparó los desequilibrios en las finanzas públicas.
La solución son ajustes drásticos que reducen el nivel de vida y las posibilidades de consumo de esas naciones y con, ello, caídas en la actividad económica que podrían convertirse en recesión.
México no tiene deudas excesivas y su déficit es apenas del 2.5% y a pesar de ese buen comportamiento, sufre los efectos de una menor actividad económica con reducciones en el ritmo de crecimiento: de un 4.5% pronosticado para este año es probable que se termine en 4% y para 2012, el pronóstico de la Ley de Ingresos aprobada en Cámara de Diputados es de 3.3%.
Menor actividad económica significa menores empleos y oportunidades para todos.
La forma ideal de enfrentar el problema es realizar ahora reformas que hagan más eficiente la economía, como la laboral, la Ley de Asociaciones Público Privadas e incluso una reforma energética que abra el sector a la inversión privada.
Pero como eso no sucederá, habrá que cruzar los dedos y confiar en que lo se ha hecho en materia de desregulación, facilidades para hacer negocios y mejoras en competitividad, alcance para que la caída en el crecimiento de las principales economía nos permita crecer, aunque sea a menor ritmo.
Es probable que, una vez más se desperdicie una coyuntura favorable y se haga muy poco de lo mucho que se requiere.
Hasta el próximo lunes con nuevas… PERSPECTIVAS.

*Periodista




Lo más leído
Sevilla remonta, trunca racha del Madrid y se pone a uno
Mineros, listo para recibir a Puebla en la Liga MX
La Juve cae ante Fiorentina y queda presionada en la cima
En un clásico de suspenso, Packers eliminan a Cowboys
Mineros caen ante Leones Negros en Segunda División
Los Steelers buscarán revancha ante Pats en final de Americana
Inauguran cancha de Capital Soccer en Guadalupe
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.50
Venta 22
€uro
Compra 22.82
Venta 23.32

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad