Monday 23 de January de 2017

Alejandra Guevara, orgullosa de pertenecer a la comunidad lésbica

     9 Mar 2013 03:20:00

A- A A+

Compartir:
Más allá de gritarlo, Alejandra insiste en actuar con seguridad. (Angélica Trejo)
Más allá de gritarlo, Alejandra insiste en actuar con seguridad. (Angélica Trejo)

Si a las mujeres ya de por sí se les concede un rol secundario en la sociedad actual, las lesbianas pueden ser consideradas “las relegadas entre las relegadas”, comenta Alejandra Guevara González, una de las fundadoras del grupo El Ropero de la Amistad, comunidad lésbica que ayuda a las mujeres homosexuales a aceptarse y darse cuenta de que no están solas.
La aceptación de la sociedad depende mucho de la actitud que uno tenga, afirma: “me he dado cuenta de que si uno llega a algún lugar y trata de esconderse y agacha la cabeza es cuando la sociedad lo ataca, en cambio cuando uno decide aceptarse, la sociedad lo acepta también”.
La discriminación existe tanto en el mundo heterosexual como en el homosexual, ya que en el ámbito lésbico existen personas con poses “machistas”.
Reivindicar la condición de mujer y aparte de lesbiana no es suficiente, advierte Guevara González, sino que es un proceso en el cual la sociedad tiene que darse cuenta de que no todos tienen que tener la preferencia de la mayoría.
Por esta razón, insiste, “no basta con tomar un altavoz y gritar que soy lesbiana”, sino que es necesario actuar con seguridad, no avergonzarse de ser mujer y ser homosexual.
Guevara González lamenta que sean las mujeres heterosexuales quienes más discriminan a las lesbianas, ya que son más temerosas al acercamiento; la aceptación de dicha preferencia sexual por los hombres, en cambio, radica en el morbo.
Alejandra relata que aprendió a aceptar sus preferecias sexuales y a enseñar a sus seres cercanos a que la aceptaran con la frente en alto.
Fue en la primaria cuando sintió más emoción al pasar más tiempo con las niñas que con los niños, mientras que en la secundaria fue cuando se dio cuenta de que en verdad sentía una preferencia por las mujeres y fue hasta los 14 años cuando se reconoció como tal.
Los conflictos que pasó en el proceso de aceptación fueron más con la sociedad que con ella misma, pues desde niña, cuenta, siempre le ha gustado defender lo que es y aceptarse tal cual, sin embargo estaba consciente de que para el mundo la homosexualidad no es algo fácil de aceptar.
A los 16 años comenzó a platicar su situación con las personas más cercanas y explicó que su madre llegó a saberlo sin confrontarla ni preguntarle sus preferencias sexuales. En vez de eso, todo el tiempo que pasó para que Alejandra le explicara se dedicó a asimilarlo y al final la aceptó con su orientación sexual.

jmurillo@imagenzac.mx




Lo más leído
Choca de lleno un Caribe contra un autobús  
Se queda Chicharito sin novia y boda 
'Split' supera expectativas y es la cinta más taquillera
Reitera Tello la importancia de valorar al Cobaez; hay que ir al fondo, dice 
Tienen nuevo plazo los comerciantes del Arroyo de la Plata
Le niegan el permiso para salir con amigos y se quita la vida en casa
10 beneficios de cantar  
Prepara Hacienda precio máximo para gasolinas en febrero 
Firma Trump salida de Acuerdo Transpacífico 
Quieren promover festivales a nivel nacional 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra
Venta 0.5
€uro
Compra
Venta 0.5

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad