Thursday 23 de March de 2017

Aligerando el fin

     18 Dec 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:

una más del fin del mundo...
No puedo evitar escribir sobre este tema justo en esta semana -que podría ser la última- por que, así como en Las Vegas, las apuestas están cerradas más o menos en siete a tres, y que tal si sólo tengo hasta el 21 para decir mis últimas palabras públicas.
Como yo lo veo, nos encontramos ante un dilema difícil y polémico, que nos tiene atentos a la información que surge, porque la profecía tiene la particularidad de amenazar todo lo conocido y no podrá ser despejada hasta que: 1) resulte verdadera y nos estemos quemando, 2) amanezca al día siguiente y el 21 de diciembre de 2012 pase como otro mito, o 3) nos estemos elevando unos cuantos (yo si me porté bien) y los demás se queden aquí por "elementos gachos" a recapacitar sobre sus actos.
Las posturas que han adoptado mis conocidos han sido, para mí, la mejor parte del tema. La mayoría tienen miedo de plantarse definitivamente en la incredulidad, como si manterner un poco de credulidad les funcionará igual que el seguro de gastos médicos (se debe tener esperando nunca usarlo); no cancelan las probabilidades al 100% por si resulta que en unos días se deban enfrentar a arrepentirse o morir, y en el caso de que nada suceda no quedarán como bobos.
Otros se han entregado a la espiritualidad emergente, y desde ahí andan redimiendo a cuanto pecador se les aparece, expiando culpas.
Mis sobrinos, angustiados, esperaban que les contestara si en verdad se irá la electricidad por tres días, y más importante aún, si funcionarán los celulares ¿? ¡Eso si sería el acabose para los chavos! Lo que menos debe importarles es la electricidad, la predicción dice que la Tierra estará en obscuridad y luego ¡Bye! Mejor si ven que no amanece, que se pongan en acto de contrición y se olviden del "faisbuc".
Inclusive tengo unos amigos que tienen su bunker, en el cual habría pedido posada, si no me resultara absurdo tomar cualquier postura ante el fin del mundo.
No desdeño las creencias de nadie, pero fin significa término, o sea ¡se acabó! No more, c'est fini. La lógica me dice que ni para qué preparo unos sandwiches, una cobijita y agua para el final, si el asteroide se estrella contra la Tierra ni cuenta me voy a dar de la explosión prometida, y en el caso de que sólo los elegidos se salven, no seré yo quien juzque mis acciones.
De éste galimatías me quedo con que es mejor siempre estar en paz y con la conciencia tranquila por que el final siempre está latente para todos los mortales; si hoy o en unos días es mi fin, en vez de una botellita de agua me servirá más una buena actitud "para llevar".

*Ciudadana del mundo
AnaLizaZac@hotmail.com




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 18.98
Venta 19.48
€uro
Compra 20.50
Venta 21

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad