Monday 23 de January de 2017

AMLO, de redentor a simulador

     22 Nov 2011 03:30:00

A- A A+

Compartir:

De nueva cuenta AMLO gana la candidatura a la presidencia de México, ahora representando a la Coalición Movimiento Progresista (PT, PRD, MC) Marcelo Ebrard declinó después de haber perdido la encuesta, lo mismo que hiciera en el pasado Heberto Castillo a favor de Cuauhtémoc Cárdenas. En un acto de reconversión espiritual, AMLO deja el viejo esquema de la izquierda recalcitrante y se asume como un promotor  del amor para transitar de un estado de odio a un estado donde reine la paz, el progreso y la concordia, el amor es su estandarte. Exactamente como lo hizo San Pablo y posteriormente San Agustín, creador de la “Ciudad de Dios”, quien proponía vivir en la trascendencia espiritual, dejando lo viejo y erradicando el pecado. Sólo “el pueblo puede salvar al pueblo” y se asume el Peje como el único salvador del país, así como lo hiciera Moisés con el pueblo judío, cuando lo liberó de la esclavitud de Egipto.
La reconvención del Peje va de incendiar pozos petroleros a la modernización del sector energético; de bloquear la avenida Reforma a una aceptación de resultados que le satisfagan; de la satanización de los ricos a la aceptación de una lucha sin clases sociales; de un “cállate chachalaca” a la tolerancia de ser escuchado; del rechazo a los debates a un apetito por la deliberación de la democracia; de un odio ciego a la iglesia católica a una aceptación de un cristianismo sin Jesús; de un repudio a la derecha a una convivencia pacifica con los empresarios que no sean del PAN; de una abrogación de las instituciones a una nueva república “amorosa” aunque el único enamorado sea él; de una violencia contra “el avispero” a una concertación con los dueños de la avispas; de un amor a ciegas por el socialismo de Castro y de Chávez a una postura dialoguista y progresista de la izquierda moderna.
En la entrevista con López Dóriga, juro que casi me hacia llorar, el fingimiento se le veía en la mirada, la congruencia no es su fuerte, la política es el arte de convencer, sin importar los métodos y los estilos, pero hay que tener gracia y carisma para ello. Un  cambio de una estrategia política del Peje a estas alturas constituye un peligro nuevo para México porque en este inter electoral tendrá que fijar su posición ideología de temas como el aborto, el matrimonio entre personas de mismo sexo, de la eutanasia y del respeto a los derechos humanos, el posicionamiento que  tenga con respecto al conflicto con el crimen organizado.
 Es muy sencillo proponer, eso no se le regatea a nadie, lo difícil  es convencer a un electorado que está cada día mas informado y, que está atento a la simulación política, como la relativa a que los presidentes de los partidos coaligados tendrán registrarse de “adredito” para engañar a la sociedad que existe una contienda interna por las precandidaturas de la coalición de la izquierda con el propósito de que el Peje tenga derecho a las prerrogativas  de financiamiento publico que le otorga el estado. En fin tendremos posteriormente mucho que comentar.

*Maestro en Derecho Constitucional




Lo más leído
Milpillas, el proyecto más importante: González 
Quieren promover festivales a nivel nacional 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.41
Venta 21.91
€uro
Compra 22.95
Venta 23.45

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad