Tuesday 17 de January de 2017

AMLO y su primer episodio electoral

     7 Jun 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Hace más de seis años, la Ciudad de México era el centro de gravedad de la política nacional con mayores alcances que en cualquier otro momento de la época actual. Los medios de comunicación despertaban a la ciudad entera para informar las nuevas noticias.
La primera nota que los noticieros ofrecían era la voz del Jefe de Gobierno, en ese momento, Andrés Manuel López Obrador.
Televisión y radio, reporteros de medios locales, nacionales y extranjeros acudían buscando la nota del día.
Desde el año 2000, cuando asumió el cargo, concentró la atención de toda clase de público. Estratégicamente se ubicó como el actor más importante del PRD, su capacidad para marcar la agenda política nacional le permitió disciplinar a su partido en el Congreso de la Unión.
Los legisladores perredistas entendieron que cualquier movimiento ajeno a la voluntad de AMLO los colocaría al margen de la esfera política.
Después de que su registro como candidato fue motivo de un intenso debate en el Consejo General de Instituto Electoral del Distrito Federal, por no cumplir el requisito de residencia, AMLO inició la tarea de debilitar a los organismos autónomos
locales.
Fue cuidadoso para evitar la rendición de cuentas. Su política social estuvo cimentada en los programas asistencialistas. Esta forma de gobernar incrementó consistentemente la deuda pública de la ciudad. Años más tarde sería Marcelo Ebrard quien negociaría la deuda para evitar dañar más las finanzas públicas.
Después del 2006, AMLO inició una nueva ruta con la mira en el 2012. Los tiempos se acortan, a estas alturas ha recorrido la mayor parte del país. Sabe que el panorama es distinto. Por eso mismo, aprovechó para denominar la elección mexiquense como “el primer episodio de la historia electoral” del próximo año.
¿Qué anima a AMLO? Él sabe que es el momento de atraer a los medios, de crecer en un espacio donde concentra parte de su fuerza. Es el lugar propicio para desvirtuar, primero, el proceso electoral y, luego, los resultados de la elección mexiquense. Su apuesta es la política del escándalo, la que en otros tiempos lo elevó en las preferencias ciudadanas.
En el Valle de México su figura es altamente reconocida. Hasta este momento, es el único candidato que en las tres últimas elecciones presidenciales ha obtenido el mayor número de votos en el Distrito Federal y el Estado de México, ni Cuauhtémoc Cárdenas en 1988 consiguió la votación del tabasqueño.
En la elección del 2006, entre el D.F. y el Edomex consiguió 5 millones 200 mil votos. En ambas entidades, el PAN fue el partido más cercano al obtener 3 millones de sufragios en total.
A partir de estos datos AMLO plantea repuntar el objetivo de afianzarse en la candidatura de la izquierda mexicana, para la elección presidencial del próximo año, en este punto geográfico.

*Politólogo




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.59
Venta 22.09
€uro
Compra 23.00
Venta 23.5

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad