Friday 20 de January de 2017

Arden las agendas legislativas

Tren Parlamentario

     30 Jan 2013 03:20:00

A- A A+

Compartir:

Era un saco holgado que había sido tejido por los tres (PRI, PAN y PRD), en el que, ya decían,  podía caber todo siempre y cuando la equidad y la buena leche estuviera allí. Pero uno de ellos, el más grande y fuerte, se ha transfigurado súbitamente en el gandaya que mete cosas que no tenía por qué meter, y, de paso, ha pateado las canillas de quienes dice que son sus aliados.
Así han comenzado panistas y perredistas a malmirar a todo lo que huela y apeste a PRI, a partir de que los priístas han avisado que la reforma energética llegará el viernes 1 de febrero a los territorios del Congreso de la Unión, aupada sobre la vía rápida de la Iniciativa Preferente.
Quienes más escocidos del alma estuvieron ayer fueron los perredistas, que advirtieron al PRI que el Pacto por México, al menos para ellos, los del PRD, se colocó a orillas de un cantil. Y, juraban, que le convendría a los priístas recomponer la figura y alejarse de la maldita arrogancia que suele acometer a quienes saborean el néctar embriagador del poder.
Pero esto de la reforma energética no era lo único que repateaba el hígado al perredismo, sino también el fallo que el PRI habría prohijado a través del IFE, en el que multó al PRD por presuntamente haberse pasado de gastos en la campaña presidencial de Andrés Manuel López Obrador, por un monto superior a los 62 millones de pesos, que deberá pagar si el Tribunal Electoral lo resella las próximas semanas.
“Es una aberración pensar que la Coalición Movimiento Progresista gastó más que Enrique Peña Nieto en las elecciones”, latigueó el senador Miguel Barbosa Huerta, coordinador de los senadores perredistas, el lomo del PRI, el lomo de Enrique Peña Nieto y el lomo doblado del IFE.
“La actuación de los consejeros del IFE”, afirmó el diputado federal Silvano Aureoles, coordinador de la bancada perredista en San Lázaro, “es sumisa y colaboracionista por pretender imponer una multa a los partidos de izquierda por un supuesto rebase de los gastos de campaña durante la pasada elección federal”.
Y apostillaba Aureoles: “Aquí habrá que plantearnos muy pronto remover a todos los consejeros , empezando por el presidente del Consejo, porque este organismo autónomo que con tanto esfuerzo se construyó, se ha erigido en un gran agachón, cómplice y tapadera de lo que pasó en el proceso electoral”.
Fue, ayer, un martes inusual en tiempos de receso legislativo, porque la reforma energética, el IVA y sus aristas, la  multota al PRD y el cinismo del PRI que, a contrapelo de lo que todos vieron, el IFE lo ha presentado como un impoluto, se transfiguraron en caldo de cultivo de un posible rompimiento del Pacto por México.
Ha sido tan desgraciado el fallo del IFE que fue imposible para el PAN, ahora en la oposición, pasar por alto y no emitir su posicionamiento: en voz de Gustavo Madero, el líder nacional panista, el PAN dijo que “hay preocupación en el blanquiazul por el retroceso democrático en el IFE. Están retrocediendo a las épocas en que ese órgano no era imparcial”.
Y fue entonces cuando Madero informó que había solicitado a los diputados de Acción Nacional que llamen a comparecer cuanto antes a los consejeros electorales “para que expliquen el trato inequitativo con que sancionaron al PRD y exculpado al PRI”.
Lo acompañaba Santiago Creel Miranda, quien reforzó: “Acudiremos a todas las instancias legales. Al tribunal electoral y a donde sea necesario, porque no podemos aceptar que el IFE quiera contabilizar los espectaculares de la campaña de Enrique Peña en todo el país con el porcentaje del uno por ciento contabilizado a su campaña, es inaceptable”.
Y apostillaba Creel: “El IFE no puede explicarnos de dónde procede el dinero y en qué se gastó. Eso que podemos llamar Monexgate, al contrario, ahora el IFE legaliza el esquema de financiamiento que podrá reproducirse en las 14 elecciones que se realizarán este año”.
-¿Podría salirse el PRD del Pacto?, un reportero preguntó a Miguel Barbosa Huerta, el senador perredista que más se le ha visto de la mano con los priístas. “Va a haber mucha presión (al interior del PRD) para poder mantener una posición de diálogo”, dijo.
Un tema fundamental, que el PRD no dejará pasar, juraba Barbosa, es el de la reforma energética, de la que ayer personajes como Cuauhtémoc Cárdenas y David Ibarra hablaron, en visita a la asamblea plenaria de los senadores, para la agenda legislativa.
Sí,  capital privado; pero sólo en las áreas donde la ley lo permite, decía Cárdenas. Y citaba al sector de la industria petroquímica, adonde desde hace veintitantos años no se le invierte. Y decía también que sí, una reforma energética, pero no para privatizar, sino para dar autonomía de gestión y presupuestal a Petróleos Mexicanos.
En otro sitio, el PRI convocaba también. Con los diputados se reunió Luis Videgaray y César Camacho Quiroz, el secretario de Hacienda y líder nacional priísta, respectivamente. A coro casi: mienten quienes afirman que queremos privatizar el petróleo…
El debate comenzó, llameante.




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.98
Venta 22.48
€uro
Compra 23.37
Venta 23.87

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad