Monday 23 de January de 2017

Arturo Saldívar, una nueva figura

De toros, vinos y algo más

     23 May 2011 03:30:00

A- A A+

Compartir:
(Notimex)
(Notimex)

“Ten cuidado con lo que deseas, porque se te puede cumplir”.

Arturo Saldívar, es originario del bello y taurino estado de Aguascalientes; luego de una larga temporada como novillero en España, tomó la alternativa en Guadalajara, Jalisco, el 31 octubre del 2010 de manos de Eulalio López Zotoluco, con un toro de Los Encinos.
Confirmó su alternativa en la Plaza México, el 12 de diciembre del mismo año. Su padrino fue el francés Sebastián Castella y atestiguó el doctorado José Luis Angelino.
El toro de su confirmación se llamó “Peregrino” de 530 kilogramos, número 651 de la ganadería de Teófilo Gómez, al que le cortó una oreja.
El 15 de mayo del 2011, confirmó la alternativa en la Plaza de Las Ventas, durante la sexta corrida de la Feria de San Isidro. Su padrino fue José Antonio Morante de la Puebla y fungió como testigo el diestro también español, Alejandro Talavante.
El toro de su confirmación, de la ganadería de Nuñez del Calvillo, se llamó “Aguador”, con 534 kilogramos, al que se enfrentó enfundado en un terno nazareno y oro; por cierto, la muerte del astado la brindó al licenciado Julio Esponda, uno de los fundadores de la escuela taurina Tauromagia; el toro tardó en morir y se le negaron los apéndices. Recibió aplausos desde el tercio.
Su segundo, de nombre “Asturiano” con 556 kilogramos, fue pinchado dos veces, pero recibió una gran ovación.
Arturo es uno de los toreros jóvenes que empiezan a destacar en el ámbito taurino de México y que seguramente formarán parte de la baraja joven taurina de nuestro país, herederos de las grandes figuras de antaño y de una que otra que aún se mantienen vigentes. La afición está deseosa de contar con nuevos ídolos.
“A cierta edad, mejor un buen traje que un cirujano”
En alguna ocasión hablé sobre la diferencia entre la degustación y la cata, muchas veces confundida.
Esta última decía, requiere de grandes conocimientos, habilidades y experiencias; y para darnos idea de lo que deben hacer los catadores al poner en juego sus cinco sentidos educados y entrenados, es respetar además, ciertas normas en la cata, como: no comer durante la cata (solo a veces pedacitos de pan); no comer demasiado antes de la cata; lavarse la boca y los dientes, antes de la cata; no usar perfumes; no tragar el vino; concentrarse, ni hablar ni escuchar; catar  a ciegas, es decir, sin conocer las marcas de los vinos y nunca catar más de diez vinos y finalmente, usar copas especiales para la cata, envinadas previamente con el vino a catar.
Como se ve, cualquiera puede degustar, pero no cualquiera puede efectuar una cata. En honor y respeto a los catadores, no me queda más que decir: ¡Salud!
Y…hasta la próxima
rcarballedat@prodigy.net.mx




Lo más leído
Milpillas, el proyecto más importante: González 
Incentivan el pago del predial  
Chocan 4 vehículos; hay 2 mujeres lesionadas
Inaugura Isadora Santiváñez casa de gestión 
Es atropellado por un motociclista; le provocó serias lesiones
Firma Trump salida de Acuerdo Transpacífico 
No se cancelarán los apoyos del Pronapred: Joselin Lozano
Quieren promover festivales a nivel nacional 
Entrega Godezac apoyos a la Vivienda
Empezamos a renegociar el TLC: Trump; Peña y Trudeau unen esfuerzos
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.45
Venta 21.95
€uro
Compra 23.02
Venta 23.52

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad