Wednesday 22 de March de 2017

Asfixia por corrupción

     31 Oct 2011 03:30:00

A- A A+

Compartir:

Ocho de cada 10 personas califican de “corruptos” a los partidos políticos de su país, según la organización Transparency International. Les siguen en imagen funcionarios públicos, los sistemas judiciales, los miembros del poder legislativo y la policía.
Esta desconfianza coincide con la indignación que se extiende por el mundo. Pero las exigencias de una democracia real no aluden sólo a los gobiernos, sino también a los poderes económicos y financieros que han llenado los espacios a los que renuncian los poderes públicos para hacer cumplir la proclama neoliberal de Margaret Thatcher: “ya no hay sociedad, sólo individuos y familias”.
El aumento en la corrupción que ha resultado de esta oleada “privatizadora” y de desregulación financiera llegó a preocupar tanto a Naciones Unidas que, en 2000, la Asamblea general estableció un comité especial. Así se creó la Convención de Naciones Unidas contra la Corrupción, con 154 Estados parte y 140 que la han ratificado. El tratado se centra en la prevención, la penalización, la cooperación internacional y la recuperación de bienes.
Se considera prioritario restituir a los Estados saqueados por sus propios gobernantes y hacer frente a sus necesidades fiscales. Esto incluye su reconstrucción y la creación de redes de servicios públicos que garanticen derechos fundamentales como el acceso a la salud y la educación.
La organización Tax Justice Network calcula que están evadidos 11,5 billones de dólares en paraísos fiscales. Según la organización, esto supone una pérdida de 250.000 millones de dólares en impuestos, una cantidad cinco veces superior a la que marcó en 2002 Naciones Unidas para reducir la pobreza a la mitad para 2015. Y una cantidad que permitiría transformar el modelo energético para hacer frente al cambio climático.
Distintas organizaciones que investigan temas relacionados con paraísos fiscales y corrupción consideran que la lucha contra el abuso de poder ya no se puede centrar sólo en el sector público ni se puede investigar desde enfoques nacionales.
 El secreto bancario, los paraísos fiscales y el entramado financiero global encubren las redes globales de terrorismo y crimen organizado, las grandes tramas de corrupción urbanística y el saqueo de países enteros. La corrupción afecta a países “tercermundistas” y de “Primer Mundo” por igual.
Los efectos de la crisis actual, provocada por abusos de poder, han revivido una lucha de clases que consideraban superada quienes anunciaron un supuesto “fin de la historia”.
La corrupción desmoraliza y siembra la semilla del cinismo. Pero unos cuántos han mantenido vivo un rescoldo que se daba por apagado.
*Centro de Colaboraciones Solidarias
 




Lo más leído
Asesinan un hombre en Tránsito Pesado
El Chichilo protagoniza una riña
Arrolla a motociclista por imprudencia
Hombre se dispara en el pie por accidente
Civiles armados agreden a balazos menor de edad
Niños encuentran cadáver dentro de una caja de plástico en Aguascalientes
Advertido, funcionario de la Conafor por hacer mal uso de vehículo oficial 
Video: Rinoceronte 'pide' a camarógrafo que le rasque la panza
Registran baja en ventas por paro de labores en la UAZ
Detienen a tres mujeres y un hombre en Fresnillo
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 18.98
Venta 19.48
€uro
Compra 20.51
Venta 21.01

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad