Thursday 23 de March de 2017

Aterran sombras y ruidos a visitantes y veladores del Ágora

Los veladores atestiguan los hechos

     5 Jan 2013 03:30:00

A- A A+

Compartir:
  • Foto: Imagen Foto: Imagen
  • Muchos vigilantes aseguran que se escucha como si alguien se sentara en el banquillo para tocar el piano de Manuel M. Ponce  (Imagen) Muchos vigilantes aseguran que se escucha como si alguien se sentara en el banquillo para tocar el piano de Manuel M. Ponce (Imagen)
Imagen de


 

 

 

 

Uno de los lugares más emblemáticos y misteriosos de El Mineral es el Ágora, donde decenas de personas y, sobre todo los vigilantes y veladores, aseguran que vieron o escucharon fenómenos paranormales que durante su guardia no los dejaron estar en paz.
Victoria Esparza, encargada de la sala de Manuel M. Ponce, relata que en todos los años que tiene cuidando el área, no ha pasado una sola noche sin que sienta la presencia de alguien que cruza el salón y sobre todo, el crujido de la madera a altas horas de la noche.
“Cuando me quedo en la noche me siento en una silla para ver todo el salón, se escucha que una persona camina por todo el lugar, cuando cae el sol alcanzo a ver sombras que me rodean e incluso siento el frío a mi alrededor… Después de eso los ruidos empeoran y las gavetas rechinan como si alguien intentara abrirlas, se escuchan las páginas pasando lentamente y por último, cruje la madera del banquillo del piano ¡Es que alguien se sienta queriendo tocarlo!”, matizó.
Esta misma escena se repite casi todas las noches, en especial durante la temporada invernal, que es cuando oscurece más temprano, “en esta época casi nadie se quiere quedar, a muchos nos han asustado, escuchamos que nos hablan e incluso las teclas del piano y que mueven los muebles, pero al ir a ver nos damos cuenta que estamos solos… O bueno, acompañados por quien sabe quien”.
Los vigilantes consideran la sala donde está el piano original de Manuel M. Ponce como uno de los lugares donde más fenómenos suceden, los veladores cuentan que al hacer recorridos alguien los llama desde el fondo del pasillo principal y conforme se acercan los ruidos los conducen hasta la sala de dicho músico fresnillense.
“Cuando los veladores llegan hasta la sala de Manuel M. Ponce se detiene el sonido”, y en medio de la oscuridad y un silencio espeluznante regresan a paso rápido sin voltear atrás, aun cuando los ruidos se escuchen otra vez.
La otra sala donde se tienen varios relatos es en la de Tomás Méndez Sosa, pues desde veladores, encargados hasta visitantes y alumnos de la Universidad Autónoma de Fresnillo (UAF) narran experiencias que los hicieron correr del susto hasta la puerta del museo.
“Una ocasión a unas alumnas de la UAF, cuando todavía estaba aquí la escuela, estaban pálidas y con la respiración cortada en el pasillo del museo, al acercarnos para ver si estaban bien nos contaron que cuando entraron a la sala la figura de Tomás Méndez Sosa las siguió con la mirada”, detalló.
En el ala dedicada al compositor y músico también se escucha que mueven los muebles, sobre todo la cama, en especial en esta temporada.

fresnillo@imagenzac.com.mx




Lo más leído
Muere un hombre y una mujer al ser atropellados por un tráiler
Visita al doctor
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 18.98
Venta 19.48
€uro
Compra 20.57
Venta 21.07

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad