Monday 23 de January de 2017

Automovilismo, atractivo turístico

     5 May 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Hoy trataré de mezclar varios temas en uno, lo que hace muy interesante  la columna el día de hoy.  El escribir de una pasión personal como lo es el automovilismo deportivo, un homenaje a un excelente piloto y el turismo que representa la Fórmula 1 (F1) en el mundo,  me lleva al reto de elaborar  una de las aportaciones más completas y concisas que haya tenido que escribir.
Para respetar el orden, lo ideal es comenzar hablando de dicha competición, también denominada Categoría Reina o la Máxima Categoría del automovilismo, que es la más popular a nivel mundial. Cada carrera de las 20 programadas para el 2012 es llamada Gran Premio y la competencia que las agrupa se denomina Campeonato Mundial de Fórmula 1.
La entidad que la dirige es la Federación Internacional de Automovilismo (FIA). La mayoría de los circuitos  donde se celebran las carreras  son permanentes, aunque también se utilizan circuitos urbanos. Los automóviles utilizados son monoplazas con la última tecnología disponible, siempre limitada por un reglamento técnico.
Cada año se organizan varios “grandes premios” en diferentes partes del mundo. Estas carreras se celebran en fin de semana y duran tres días. El viernes (en Mónaco el jueves), con dos sesiones de entrenamientos libres, los pilotos prueban y adaptan su coche al circuito, realizando la pertinente elección de neumáticos.  La carrera oficialmente arranca  el domingo.
Posterior a esta introducción,  continuaré hablando de dos pilotos; el primero, Juan Manuel Fangio, famoso por ser el más efectivo de la historia obteniendo cinco títulos mundiales en ocho temporadas y ganando el 47% de las carreras en las que participó, es considerado por muchos el mejor de todos los tiempos.  
El segundo, Ayrton Senna da Silva, a quien en forma muy particular dedico esta columna como un homenaje luctuoso a 18 años de su muerte.  Para muchos de nosotros es un mito en la Máxima Categoría, hizo vibrar y sentir a su país natal, Brasil, en una época muy difícil para ellos y  al resto de los mortales, nos hizo subir el nivel de adrenalina en cada carrera.
Podemos decir  mucho de él, pero desde mi punto de vista, lo recalcable en este momento son sus memorables  “grandes premios”,  tales como: El Gran Premio de Mónaco en el 84, donde bajo la lluvia y a bordo de un modesto Toleman Hart realizó una gran actuación con un monoplaza mucho muy inferior a los de sus competidores.
O también el Gran Premio de Portugal en el 85, donde consigue su primera victoria. Memorable el Gran Premio de Brasil en el 91, donde por una avería en la caja de velocidades corrió solo en sexta e hizo un esfuerzo extenuante y llegó a la meta muy cansado. Logros como estos y otros más, escribieron la historia del mito en la F1.
El 1 de mayo de 1994, durante el Gran Premio de San Marino, en Imola, Italia, posterior a un accidente múltiple salió el coche de seguridad; como no era tan rápido, hizo que los neumáticos de los monoplazas se comprimieran un 25% por enfriamiento y se bajara el auto cerca de 5 milímetros.
Eso causó que en milésimas de segundo el chasís del bólido hiciera contacto con el piso y perdiera agarre; patinó hasta que sacó a Senna da Silva de la pista y lo impactó con el muro de seguridad a 211 kilómetros por hora.
Una llanta salió disparada a presión, le golpeó la cabeza y lo dejó inconsciente. Además, una varilla de la suspensión le atravesó el casco y la visera, ocasionándole fracturas en el cráneo con pérdida de masa encefálica.
Tras el accidente, el piloto, con serias heridas en la cabeza, yació inconsciente a la espera de que la carrera fuera abortada y la asistencia médica se acercara hasta el vehículo. Fue necesario hacerle una traqueotomía in situ y minutos más tarde fue trasladado en helicóptero al hospital Maggiore de Bolonia, donde permaneció en coma algunas horas, hasta que murió.
Su ataúd fue llevado por las calles de São Paulo en un coche de bomberos, seguido por más de 2 millones de personas. Fue enterrado, con honores de jefe de Estado, en el cementerio de Morumbí, de dicha ciudad brasileña. Su legado sigue presente en cada pista de la F1 en el mundo.
Turísticamente hablando,  la Fórmula 1 es un éxito rotundo. Independientemente de lo caro que es organizarla y de lo que le ha pesado en críticas a algunas ciudades europeas, el evento  representa una derrama económica muy importante para cualquier ciudad sede de un Gran Premio.
En  todo el año, contando 20 fechas como las que tendremos en el 2012 con un promedio de 5 mil habitaciones por evento por tres noches de hotel,  son nada menos que 300 mil noches/hotel.
Por supuesto sin tomar en cuenta la derrama en restaurantes, bares, recuerdos, líneas aéreas y terrestres, transportadoras, derechos televisivos, patrocinios, etcétera.
Es por esto que no debemos permitir que la “gran carpa”  se acabe jamás.  Ojalá tengan la oportunidad de vivir la experiencia de la F1 en algún momento de sus vidas, les aseguro que los marcará para siempre.
Hasta la próxima.

*Presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles de Zacatecas (Amhmzac)
rmunozc1970@hotmail.?com




Lo más leído
Quieren promover festivales a nivel nacional 
Firma Trump salida de Acuerdo Transpacífico 
Chocan 4 vehículos; hay 2 mujeres lesionadas
Milpillas, el proyecto más importante: González 
Incentivan el pago del predial  
Inaugura Isadora Santiváñez casa de gestión 
Le niegan el permiso para salir con amigos y se quita la vida en casa
Prepara Hacienda precio máximo para gasolinas en febrero 
Se queda Chicharito sin novia y boda 
No se cancelarán los apoyos del Pronapred: Joselin Lozano
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.37
Venta 21.87
€uro
Compra 23.01
Venta 23.51

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad