Tuesday 17 de January de 2017

Ayer y hoy, en la fiesta brava

De toros, vinos y algo más

     14 Mar 2011 03:20:00

A- A A+

Compartir:
.
.

“El trabajo desarrolla una especie de callo que suaviza el dolor”. Cicerón.
El pasado 5 de marzo tuve la oportunidad de asistir a la Plaza de Toros de San Juan del Río, Querétaro. La ocasión: el festival taurino en homenaje al recién fallecido torero aguascalentense, avecindado en este lugar, José María Luévano.
¡Qué gran oportunidad! Pocos la tienen, de ver reunidos a dos grupos de diferentes generaciones de toreros. Uno, los grandes maestros, los ya retirados de los ruedos; el otro, la de los toreros en activo.
El primero, conformado por Eloy Cavazos, Miguel Espinoza Armillita y Manolo Arruza. El segundo, encabezado por méritos propios, por el mejor torero de la actualidad, Eulalio López, El Zotoluco, con Christian Aparicio y el novel Octavio García El Payo.
Para abrir boca, el rejoneador mexicano Rodrigo Santos y como complemento el grupo de los Forcados Queretanos. Los novillos toros, de seis diferentes ganaderías: Teófilo Gómez, Marrón, Celia Barbabosa, El Vergel, Jorge de Haro y Pablo Moreno.
El público respondió con creces, ya que la plaza estaba abarrotada, como lo pudieron constatar los que vieron el festival por televisión. Un gran poder de convocatoria del diestro que se fue.
El primer novillo, al salir de los toriles, remató en la salida y se rompió el cuerno derecho hasta la cepa. El rejoneador, que ya esperaba al astado, se quedó con las ganas de torearlo y el público con las ganas de ver su actuación y la de los forcados, que también se quedaron vestidos y listos para actuar.
Y empezó lo bueno. Se hizo presente la experiencia, el arte, el conocimiento de la tauromaquia y por supuesto, el valor de los tres exponentes del toreo en retiro, en esta ocasión vestidos de corto. Lo bien aprendido no se olvida, y lo bueno, menos.
Qué maestría y conexión la de Eloy con la gente a quien dejó pasmada cuando al rematar una de las series, lanzó la muleta a la arena y quedó parado, solo frente al novillo, luego de rendirlo.
Y como siempre y a su estilo, el estoconazo de la muerte. Se alzó con la primera oreja de la tarde. Sin cortar apéndices pero demostrando lo que fueron, Arruza y Armillita se llevaron ovaciones del respetable.
Y vino la sangre nueva. El Zotoluco demostró por qué es la máxima figura del toreo mexicano; una faena que embelesó y cautivó, rematada por una estocada de maestro; el premio, las orejas y el rabo del novillo de la ganadería de Marrón, que no sólo pidió, sino exigió el respetable.
Christian Aparicio, pundonoroso pero visiblemente fuera de forma aunque con mucho corazón que los asistentes reconocieron.
Y llegó El Payo, vestido de charro; arriesgado pero inexperto, a pesar de lo mucho que ha toreado en los últimos meses; aún está verde, pero ya el público queretano empieza a aceptarlo y a conectarse; más entusiasmo que arte, pero con un valor a toda prueba.
Llamado a ser en poco tiempo una figura del toreo, cortó la oreja de su contrincante.
Todos, brindaron emotivamente a la familia de José María, presente en primera fila, quienes agradecieron el gesto. Todos, a José María.
Un éxito completo y regreso al principio: pocas veces puede verse el espectáculo de ver el ayer y al hoy, juntos.
El ayer, con los mejores toreros en retiro y el hoy, con el mejor torero de hoy mismo y con la máxima esperanza del mañana.
Y…hasta la próxima
rcarballedat@prodigy.net.mx




Lo más leído
Encuentran a un hombre sin vida en Zóquite
Sondeo: Jóvenes opinan que estarán peor después de Trump 
Chocan sobre avenida Varela Rico
Turquía captura al agresor del club de Estambul 
La primera ministra Theresa May da detalles del Brexit 
Moreno Valle deja la gobernatura para buscar la candidatura a la presidencia
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.54
Venta 22.04
€uro
Compra 23.07
Venta 23.57

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad