Tuesday 17 de January de 2017

Balaceras, narcos e incompetencia

     23 Apr 2013 03:40:00

A- A A+

Compartir:

Tal vez sea exagerado calificar a Zacatecas como tierra de nadie, incluso puede tener tintes de ofensa, pero en los comentarios de quienes habitan el estado es constante escucharlo. Es, más bien, doloroso reconocer que el otrora pacífico Zacatecas esté convertido en una franja de pistoleros, matones, narcos y delincuentes. No es ajeno al entorno nacional, por supuesto, ni tampoco una ínsula de paz en medio del caótico tiempo violento que nos ha tocado vivir. El asunto es que los enfrentamientos trastocan la tranquilidad de la ciudad.
No puede ser. Es, por dónde se le vea, abominable enterarse que en tal calle de la ciudad hubo una balacera, que en una plaza céntrica hubo un enfrentamiento entre malandros, que en la madrugada dejaron como coladera un centro de convivencia y diversión de las juventudes zacatecanas, y todo esto en pleno centro de la ciudad. Es decir, son actos terroristas que han dejado a la población muy asustada y temerosa de que cualquier hijo de vecino saque la pistola y comience a disparar. Padres y madres de familia viven angustiados por esta situación. Los estudiantes que van a la escuela y esa incertidumbre es lo que estas bandas delincuenciales están sembrando ante unas autoridades, que parecen complacientes o incapaces.
Es, además, una muestra de la incapacidad de las autoridades estatales y federales de contener a estas bandas delictivas que, paulatinamente, se van apropiando de la tranquilidad de miles de personas que diariamente acuden a sus trabajos y hacen que este país funcione.
Estos niveles de inseguridad no crecieron de la noche a la mañana. Fue poco a poco porque los terrenos conquistados se ganan calle por calle, batalla por batalla y los resultados están a la vista. Lo que ocurre últimamente en el estado es una muestra de que la política y estrategia de seguridad del gobierno estatal y del federal, aplicado en la entidad, no han funcionado. Han fracasado.
Esta derrota no sólo son cifras, tampoco los enfrentamientos que luego intentan minimizar diciendo que sólo hubo uno o dos muertos, como si la cantidad importara o sea un referente para saber qué tan peligroso es un acto delictivo. El hecho es que los delincuentes han entrado a la ciudad y andan sueltos sin que alguna autoridad los detecte (sorprendente) y aprehenda.
No es gratuito que cada vez más zacatecanos se refieran a nuestra hermosa capital del estado como "la tierra de nadie". Y ya no hablemos del estado en general ni de otras ciudades como Jerez, Fresnillo o Calera, donde los delincuentes han hecho ya su base de operaciones. De seguir la situación así no está lejos el día en que ocurra una verdadera desgracia; para entonces, será demasiado tarde y cualquier esfuerzo será en vano. No aceptar que la estrategia ha fallado y que deben cambiar es darle las armas a los delincuentes. Ojalá el gobierno que encabeza Miguel Alonso Reyes actúe pronto y eficazmente.

*Periodista freelance
Director de elhorizontal.com
edgarfelix@elhorizontal.com




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.52
Venta 22.02
€uro
Compra 22.98
Venta 23.48

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad