Tuesday 24 de January de 2017

Benedicto XVI

     19 Feb 2013 03:30:00

A- A A+

Compartir:

Ratzinger abandona la sede papal, como un símbolo de humildad y de respeto hacia el estado Vaticano y a la comunidad internacional, lo cual no se puede concebir como un acto de cobardía.
Prácticamente desde el Edicto de Milán, 313 dc en donde se otorgaba la libertad de creencias, por parte de la Iglesia hasta el final del cisma de occidente del Concilio en Constanza en 1448 hubo muchas deposiciones de los Papas, el ultimo de ellos en renunciar fue Martín V.
No se puede comparar el oscurantismo de la Edad Media tardía con el esplendor del pensamiento postmodernista que le ha tocado vivir a Benedicto XVl, que ha dejado el poder civil como jefe de estado y el poder eclesiástico como representante de la silla papal.
Una de las hipótesis que planteó y haciendo comparación con el cisma de las dignidades en donde se debatía de quien tenia la potestad del poder divino, si los reyes o los Papas.
Es el avance del secularismo en el mundo, que le ha ganado a la Iglesia la permanecía de la metafísica en los asuntos de la política esta es la causas de la dimisión del Papa.
No se justifica con ello, que el filósofo y el teólogo Ratzinger haya perdido el debate perene con Junter Habermas quien abonaba diciendo que el respeto por Dios ya no tiene valor jurídico o sea que el derecho positivo no tiene porque ligarse al derecho natural.
Sin embargo Ratzinger dice que el derecho debe tener como límite el derecho natural, que no debe estar depositado en un valor sin límites, para lo cual no es permisible la eutanasia y el matrimonio entre personas del mismo sexo. Esto ya está regulado en el ordenamiento jurídico.
Este nuevo cisma entre el derecho positivo y el natural ha provocado que Benedicto XVl, se retire de la curia papal, me parece que es más útil al pensamiento cristiano desde el retiro espiritual que el estar desempeñando un mandato como jefe de un Estado que ya está a la deriva.
Ratzinger es un pensador profundo, no es un político de Estado, su tarea es estar generando ideas para sostener la vida religiosa de una institución que está en crisis constante.
La Iglesia debe retomar su verdadero sentido de la evangelización, sin dejar el control a una sociedad secularizada, esto es lo que desean los pensadores liberales.
Quizás el Vaticano se dio cuenta que Habermas se quedó solo en el debate y de nueva cuenta reincorpora a Ratzinger para contener el avance de la razón por encima de la fe.

*Maestro en Derecho Constitucional
sergio16garcia@gmail.com




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra
Venta 0.5
€uro
Compra
Venta 0.5

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad