Thursday 23 de March de 2017

Bien picudas

Las botas de puntas largas se vuelven cada vez más populares

     19 May 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:
  • (AP) (AP)
  • Se ha creado un movimiento en base a las botas y la música tribal. Se ha creado un movimiento en base a las botas y la música tribal.
  • Las puntas de las botas pueden llegar a medir bastante, dependiendo del gusto de quien las use. Las puntas de las botas pueden llegar a medir bastante, dependiendo del gusto de quien las use.
  • Muchas personas diseñan y fabrican sus propias botas. Muchas personas diseñan y fabrican sus propias botas.
  • Los jóvenes han creado grupos de baile que son muy famosos localmente Los jóvenes han creado grupos de baile que son muy famosos localmente
Imagen de


MATEHUALA, SAN LUIS POTOSÍ.- Un migrante conocido como César del Huizache le hizo un pedido extraño al zapatero Darío Calderón: le mostró una foto en su teléfono celular de un par de botas de vaquero con lentejuelas, tan puntiagudas que llegaban hasta las rodillas del portador.
El quería un par, pero con una punta aún más larga.
“Yo me sorprendí y me dije ‘¿qué onda con este vato?’”, dijo Calderón en su negocio en Matehuala, una ciudad de agricultores y ganaderías en el noreste de México, más acostumbrados a una apariencia más estoica de lo que debe ser un vaquero.
“Me dijo que quería botas como esas (de 60 centímetros), pero más grandes. Se las hicimos de 90 centímetros”, agregó.
El hombre misterioso venía de Huizache, un poblado cercano.
Se puso sus botas nuevas y fue a la discoteca Mesquit Rodeo, donde bailó al estilo bandido, con un pañuelo que le ocultó la boca y la nariz.
“Cuando lo vimos dijimos ‘¡Orale vato!’ pero él estaba bailando y traía su ambiente y no le importaba lo que la gente dijera de él”, dijo Fernando López, un animador de la discoteca, inspirada en los rodeos.
Luego desapareció.
Después, dijo Calderón, todos parecían querer las extrañas “botas picudas” que parecían inspiradas en un cuento de Aladino: desde niños pequeños que iban a ceremonias de la iglesia hasta adolescentes en las discotecas.
Cuando alguien le agregó estrellas a las puntas, otros agregaron lucecitas intermitentes y hasta bolas de discoteca, pavoneándose con las botas en la pista de baile para atraer a las chicas como los pavos reales al extender sus plumas.
“Al principio a mí no me gustaban mucho, pero las chavas no bailaban si no tenías unas botas picudas y yo quería bailar”, dijo el estudiante universitario Pascual Escobedo, de 20 años.
Sus botas picudas estaban cubiertas de raso rosa y estrellas brillantes.
La tribu
Nadie sabe de dónde vino la foto que traía César en su celular, pues se sabía que él cruzaba de vez en cuando la frontera entre México y Estados Unidos.
Sin embargo, una vez que trajo su idea a esta soñolienta ciudad de 90 mil personas y fábricas de ropa y partes de automóviles, ésta se extendió a los pueblos cercanos y ha llegado tan lejos como Mississippi y las discotecas-rodeo de Texas, donde algunos DJ dicen que alcanzó su punto máximo hace un año y que ahora ha pasado de moda.
El desvanecimiento de la moda de las botas picudas coincidió con una nueva moda: un baile en el que los tribaleros giran mientras visten ropa del mismo color y pantalones ajustados para resaltar su calzado.
Bailan al ritmo de la música tribal, una mezcla de sonidos prehispánicos y africanos con bajos de la cumbia y del electrohouse.
Las competencias
En Matehuala, los grupos conformados sólo por hombres compiten cada semana en uno de los salones que ofrecen premios que van de los 100 a los 500 dólares y en ocasiones una botella de whisky.
Los tribaleros son tan famosos que son contratados para bailar en bodas, quinceañeras, festejos a la Virgen de Guadalupe, graduaciones y hasta en rosarios para los muertos.
Una competencia reciente en Matehuala atrajo a cerca de 800 personas, que acudieron para ver a los tribaleros saltar de un lado a otro, girar y ondear sus brazos o sacudir sensualmente sus caderas mientras sus botas brillan con las luces de la discoteca y sus puntas rebotando.
El ama de casa Laura Soto, que vio la competencia, convenció a su esposo de que comprara un par de botas color azul y plateado decoradas con estrellas.
“Las botas hacen ver a los hombres más sexys porque se ve que son atrevidos”, dijo.
El esposo de Soto, Mario Fuentes, dijo que se las regaló a su hijo de 23 años.
“Yo no creo que me veo bien usándolas”, dijo Fuentes, de 45 años. “Pero me gusta venir a verlos porque hacen todo más alegre”.
Pero al igual que toda moda, las botas picudas de antemano fueron reemplazadas por botas tipo Roper de poca altura, que también tienen tacones más bajos.




Lo más leído
Muere un hombre al ser atropellado por un tráiler
Hallan cuerpo de hombre sin vida en Vialidad Siglo 21
Mujer denuncia haber sufrido violación y asalto
​Queman dos plantíos de droga en Zacatecas
Tendrán empleados de Issstezac descuentos
Denuncian a aviadores y nepotismo en el ITSZN
Pierde capital $15 millones por no presentar proyectos a tiempo
Chocan por alcance; el saldo, dos menores lesionados
Invitan a sumarse a actividades de la 'Hora del Planeta'
Advertido, un funcionario de la Conafor por mal uso de vehículo
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 18.91
Venta 19.41
€uro
Compra 20.39
Venta 20.89

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad