Sunday 22 de January de 2017

Biutiful y el charro mexicano

     28 Jan 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

A veces uno tiene la impresión de que los políticos mexicanos conforman aquel sector de la población que se caracteriza por su ineptitud de reconocer los logros de sus oponentes.
Sin dejar de aceptar que esto es cierto, habría que decir que la incapacidad de valorar los triunfos ajenos, y que coloquialmente podría denominarse como canibalismo, no compete sólo a la clase política, sino también a distintos gremios y a una parte de nuestra población.
Esto puede confirmarse con algunas reacciones que ha tenido la nominación de "Biutiful", del cineasta mexicano Alejandro González Iñárritu,  a mejor película extranjera en los Oscar del 2011. Supongo que en otro país tal nominación generaría un sentimiento generalizado de orgullo y de solidaridad hacia el trabajo de un connacional. En México no ha sido el caso.
Desde una perspectiva simplona y agreste, el cuestionamiento al filme de González Iñárritu arremetió cuando fue elegido para representar a nuestro país en la competencia de los Oscares. ¿El motivo? Que no narra los padeceres de nuestra nación sino la lúgubre y trágica vida de un catalán, al tiempo que explora las deplorables condiciones de los migrantes en Barcelona.
En Twitter, por ejemplo, se escribieron frases como las siguientes: “Biutiful es el retrato de un catalán en la sórdida Barcelona. Tiene de mexicano lo que una hamburguesa de McDonalds”. “Lo del Biutiful pal Oscar como peli mexicana, apesta. Tiene de mexicana lo que González Iñárritu de alemán”. “Los mexicanos ni la conocemos”. “Lo único que tiene de mexicano es el director y la manera corrupta de conseguir el voto del IMCINE”.
No se cuestiona en estos comentarios la calidad de la película, sino la temática, lo cual resulta verdaderamente absurdo y chovinista. Al parecer, ahora la obligación de los cineastas es explorar el ombligo de lo mexicano porque lo ajeno no interesa ni incumbe. ¿Habría que regresar, entonces, a los filmes de charros y adelitas para reconocer la manufactura nacional?
En lo personal, la película me ha parecido notable y creo que posee las cualidades fílmicas para representarnos con dignidad en distintos festivales y competencias cinematográficas internacionales. No es una cinta bonita. Por el contrario, resulta áspera, difícil de digerir, dolorosa, porque rasga el velo de la indiferencia social ante los marginados del mundo, sean éstos chinos, africanos o latinoamericanos.
Asimismo, la actuación de Javier Bardem, como un hombre dañado física y emocionalmente que, al ser desahuciado por una enfermedad crónica, intenta descifrar el sentido de su existencia, es magistral. Él también ha sido nominado como mejor actor al Oscar.
Ojalá les vaya bien a Bardem, a González Iñárritu y al filme.

*Miembro del Sistema
Nacional de Investigadores




Lo más leído
Busca Guadalupe duplicar la aportación del Programa 3x1 
Difundirán a nivel nacional los festivales zacatecanos más representativos 
Arranca construcción de la Unidad Básica de rehabilitación en Pánfilo Natera 
Busca la Semujer replicar Ciudades Seguras para prevenir la violencia 
La SFP pone en marcha la unidad móvil para supervisión de obras 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.57
Venta 22.07
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad