Friday 20 de January de 2017

Cabalgata: ¿conmemoración turística?

Gracias a que la \'modernidad progresista\' se fue a ensayar sus experimentos arquitectónicos en Fresnillo, Río Grande y Calera.

     22 Jun 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Al margen del protagonismo de los organizadores, celebro la provocación que ha causado el tramonto de la caballada montada del domingo pasado. Imagino el uniforme ritmo de los chasquidos de las herraduras sobre las baldosas de adoquín.

Si la caballería rusticana del domingo se hizo para conmemorar la “Toma de Zacatecas” de 1914 cuando Villa hizo volar la Real Caja y otras fechorías, tendremos que reconocer que efectivamente cabe festejar pero no por lo que dicen los apologetas de la Revolución.
Al indómito caudillo del norte se le debe agradecer la parálisis benéfica en que cayó el sitio,  Zacatecas (capital) se volvió expulsiva de los funestos dineros e inversiones monetarias y comerciales que en otros lugares destruyeron el patrimonio monumental, por citar Chihuahua, San Luis Potosí y Guadalajara, los casos más alarmantes que en la década de los años sesentas y luego en los setentas alzaron horrendos edificios verdaderos ejemplos de la estupidez, monumentos Kitsch con los que arruinaron los formidables cascos céntricos en los que solo quedan vestigios aislados de lo que fue una bella traza urbana ahora sin identidad arquitectónica.
Mientras Zacatecas se conservaba intacta y selectivamente revitalizaba sus baluartes por la intervención de los gobernadores de 1950 a finales de los años noventas bajo la dirección de Don Federico Sescosse que iba rescatando cada monumento comenzando por la fachada de su casa paterna.
En tanto Guanajuato capital iniciaba en los años cuarenta su vocación turística que afortunadamente logró porque el auge industrioso se fue a arraigar en León y Salamanca; Morelia fue aliviada de modo semejante porque el desorden confundido con boom comercial se fue a Zamora  y de alguna forma en Zacatecas ocurrió algo aproximado gracias a que la “modernidad progresista” se fue a ensayar sus experimentos arquitectónicos en Fresnillo, Río Grande y Calera.
A costa del desarrollo regional se salvó el tesoro del  Zacatecas de ayer  para que lo perdamos por los “descuidos” interesados  y los abusos de funcionarios indolentes y  hoteleros y empresarios mercenarios, legión de criminales del patrimonio artístico e histórico de la Humanidad.
Hace cosa de dos años un domingo temprano irrumpió el estruendo de motocicletas que aceleraban con estrépito el paso de una travesía internacional -en algo así como una horda visigótica motorizada- la cereza del pastel de la racha decadente que desde hace tiempo y especialmente durante el sexenio anterior arruina la composición urbana y sus cada vez más comprometidas cualidades estéticas.
El humo de los escapes de cientos –acaso- miles de motocicletas alzó una nube que fue a nimbar las fachadas de los monumentos históricos, y, el espectáculo aquel solo conjugaba con la suciedad de las calles.
 La marcha de los estremecedores vehículos sucedía como complemento diurno de la nocturnidad estridente del “Centro Histórico” que parece trepidar al sonido vibrante del tambor eléctrico  de la música de los antros, que retumba al seno de las casonas trasformadas en cabaret (sin permiso ni cuidado alguno a los vestigios interiores de dichas fincas).
La capital de noche es un remedo de Las Vegas, ofrece tonalidades fosforescentes y/o rayos láser que trastornan las imágenes de las bellas callejas y plazoletas.
Pregunté con pesar a quien se debía la permisión de ese desastre visual, la respuesta reiterada fue: a la coincidencia del entonces Secretario de Turismo y del alcalde  Cuauhtémoc Calderón que aparentemente eran adversarios políticos pero afines en el pragmatismo de medidas rentables para impulsar los giros de la diversión y el esparcimiento.
Naturalmente que ambos funcionarios gozaban de la tersa complacencia  de la Junta de Monumentos y Zonas Típicas, la  manca, coja, ciega y muda institución que acomete su provechosa gestión bajo los cánones de Houdini que se escapa  mientras el patrimonio histórico  se cae en pedazos.
Ojala que la instalación de la oficina de la UNESCO sirva para iniciar una celosa revisión de los muy severos problemas que trae el contorno y el entorno del casco viejo. ¿les interesará corregir? Ya se sabrá.

*Fjacuqa@hotmail.com




Lo más leído
Balean una casa en la colonia Alma Obrera durante la madrugada 
Extraditan a El Chapo Guzmán a Nueva York 
Analizan implementación del operativo mochila en Zacatecas 
Alcalde Pérez, libre; los afectados se recuperan, pero temen por su seguridad 
Choque entre camión de arena y autobús en India deja 20 niños muertos 
Aplica la Profeco sellos de suspensión en siete tortillerías 
No desaparecerá el Cobaez, revisaremos contrato colectivo de trabajo
#Video Vuelve Gorillaz con canción contra Donald Trump 
Le quitan la vida a un hombre en la colonia Lomas de Plateros 
Google se 'viste' de luto tras ataque en colegio de Monterrey
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.96
Venta 22.46
€uro
Compra 23.37
Venta 23.87

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad