Monday 23 de January de 2017

¡Cállense, cretinos!

     29 Aug 2011 03:30:00

A- A A+

Compartir:

La tragedia ocurrida en Monterrey ha mostrado con total nitidez la mediocridad y el oportunismo que viste cotidianamente a los gobernantes y políticos de todas las vertientes, así como la clara vinculación suya a intereses de poder y de las mafias delincuenciales.
Sólo se necesitaron alrededor de dos y medio minutos para ingresar tranquilamente al Casino Royale, rociarlo de gasolina y prenderle fuego. Mientras el lugar se convertía en un infierno para los clientes, la mayoría de ellos mujeres y personas de la tercera edad, a escasos 200 metros de allí varias patrullas de la policía regia ayudaban en la clausura de otro de los cientos de casinos que la Secretaría de Gobernación ha autorizado durante los últimos 20 años.
Ni la gran columna de humo llamó la atención de los policías ubicados a unos cuantos pasos. ¡Increíble! Algunos clientes lograron sobreponerse del temor a los sicarios y salieron por la puerta de enfrente mientras éstos iniciaban el fuego, los demás corrieron despavoridos intentando refugiarse en los baños o buscando salidas en el segundo piso o en la terraza del tercero. Sólo 40 personas ayudadas por un heroico técnico del casino lograron escapar por la parte de arriba, pero 53 fenecieron en aquel averno, la gran mayoría por asfixia.
Es inexplicable que el Gobierno Federal nos machaque diariamente con un discurso vehemente contra la delincuencia organizada y que, al mismo tiempo, siga otorgando permisos para la apertura de este tipo de negocios donde las facilidades para el lavado de dinero son infinitas, lo mismo que las posibilidades de extorsión y atentados. Hoy nos enteramos que la Secretaría de Gobernación es incapaz de proporcionar los nombres de los verdaderos propietarios del casino, incluso se habla de la existencia de la práctica común de clonar los permisos. ¡Impresentable!
El alcalde de Monterrey salió de inmediato a decir que había culpabilidad del Tribunal de lo Contencioso Administrativo porque dieron un amparo al casino sin realizar una inspección minuciosa de éste, para constatar que no contaba con los permisos de ampliación. Una vacilante presidenta del Tribunal respondió lo de siempre: nos apegamos a la legalidad. Pero el sábado el gobernador de Nuevo León informó que el magistrado que otorgó el amparo decidió renunciar. ¿Será enjuiciado? ¡Repugnante!
Sólo en un contexto de total impunidad y colusión puede llegar un pequeño grupo de sicarios y acabar a plena luz del día con las vidas de 53 personas inocentes, dejando hijos huérfanos y destruyendo a medio centenar de familias. Seguramente los chacales estarán esperando el perdón del padrecito Solalinde, los besos de Sicilia y la exoneración de Muñoz Ledo por no tratarse de un acto terrorista. ¡Demencial!

*Miembro del SNI
 




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.52
Venta 22.02
€uro
Compra 23.07
Venta 23.57

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad