Wednesday 18 de January de 2017

Carga Iglesia en Chile una "cruz" por abusos a menores

     19 Dec 2012 09:32:49

A- A A+

Compartir:
CIUDAD DEL VATICANO.- La Iglesia católica en Chile carga literalmente una "cruz" como consecuencia de varios sacerdotes y hasta un obispo involucrados en escándalos de pederastia, episodios a los cuales ha respondido con transparencia y silencio. El arzobispo de Santiago de Chile y presidente de la Conferencia Episcopal de ese país, señaló que su decisión de llegar al fondo de todas las denuncias contra los curas pederastas le ha granjeado la confianza social, pero también muchos problemas. En entrevista con Notimex dijo que "nunca lo que la Iglesia ha hecho en este ámbito satisface plenamente. Siempre se nos pide más, siempre se nos acusa de no ser suficientemente claros". "He tenido una cruz muy grande en mi vida episcopal en Santiago porque, al día siguiente de haber asumido la diócesis, tuve que afrontar un problema gravísimo en este orden y también en estos días he debido atender otro caso también difícil", refirió. Con esas palabras el prelado se refirió a dos casos que captaron la atención de la prensa y de la opinión pública porque los involucrados son personajes famosos: Fernando Karadima, párroco y líder de una comunidad de clase alta de Santiago, y Christián Pretch, histórico exponente del "progresismo" católico. Aunque estos dos personajes se encuentran en las antípodas de la geografía eclesial, ambos fueron encontrados culpables de abusos contra menores por parte del Vaticano. El caso Karadima fue emblemático porque, por primera vez en la historia, una sentencia de culpabilidad por este tipo de delito fue leída públicamente ante los medios de comunicación. "Somos conscientes de lo importante la búsqueda de la transparencia y la verdad, el reconocer con humildad que hemos pecado y somos pecadores, pero que queremos de verdad ser personas auténticamente cristianas", refirió Ezzati. "Aunque padecemos oposición muy grande de parte de los medios en general, al mismo tiempo creo que ese camino nos lleva a una renovación profunda de la Iglesia. Adherir a Jesucristo que nos quiere santos, pecadores pero santos al mismo tiempo", añadió. El arzobispo de Santiago dijo tener gran respeto por las víctimas, pese a que mantienen una posición particularmente dura con la Iglesia y con él como pastor, aseguró que nunca ha querido responder directamente porque "eso no ayuda para nada". Reconoció que en estas personas existe "un dolor muy grande" el cual se debe comprender y "una herida muy profunda" que es necesario sanar. Por ello, sostuvo, "muchas veces el silencio ayuda mucho más que tantos discursos". Consideró positivamente que al interior de la sociedad y de la Iglesia se pueda mirar profundamente estos casos, con dolor pero también con visiones diferentes, y llegar a la conclusión que lo importante es buscar la verdad honestamente, con caridad. Además, estableció que los católicos chilenos cuentan con la solidaridad de Benedicto XVI, especialmente tras conocerse, algunos meses atrás, las denuncias de abusos contra el obispo de Iquique, Marco Antonio Ordenes Fernández. "Me ayudó muchísimo lo que me dijo: el Papa sufre con la Iglesia de Chile, el Papa reza con la Iglesia de Chile y le indica el camino que es Jesucristo. Sigan también ustedes por esa senda", reveló. "Fue un bálsamo muy grande escuchar estas tres indicaciones que me hacen sentirlo muy cerca de nosotros con el dolor, con la oración y con la esperanza", ponderó.                              


Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.61
Venta 22.11
€uro
Compra 23.15
Venta 23.65

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad