Tuesday 24 de January de 2017

Carlos y Elenita

     23 May 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Procuro no hablar en primera persona, pero a veces los temas lo imponen. Quisiera referirme ampliamente a Carlos Fuentes, gloria mundial de las letras, pero el espacio y los sucesos nacionales que uno a otro se suceden y se hacen viejos a la siguiente semana lo impiden.
De entre los muchos panegíricos escritos desde que Fuentes falleció el 15 de mayo, tomo prestadas unas líneas escritas por Porfirio Muñoz Ledo, su amigo de toda la vida, publicadas en El Universal este martes 22.
“Por razones tal vez geológicas la muerte de  Fuentes ha sido para mí particularmente íntima y traumática. Nuestra cercanía se va poblando de fosas y adioses, pero hay algunos que son emblemáticos. Carlos fue la estrella de una generación que se extingue y el testimonio irrecusable de una vocación colmada en la pasión de crear y de explicar la sustancia de un país en el mundo.
“Murió en el frente de batalla. No dejó un minuto de trabajar, de inventar y de viajar. Falleció por su vitalidad. Se fue envidiablemente joven,  elegante e intacto. No hay medio de información en el planeta ausente en destacar el significado de su obra. Jefes de Estado y de gobierno, destacados políticos, líderes de opinión y ciudadanos de innumerables países se esmeraron en producir  una frase capaz de compendiarlo. Todas confluyeron en la idea de un representante profundo de la cultura mexicana y un testigo puntual de su tiempo”. Hasta aquí la cita.
Murió Carlos Fuentes, pero alegrémonos de tener vivas, muy vivas otras igualmente glorias de las letras, como la Princesa -así la apodó Renato Leduc- Poniatowska, Elenita, que el sábado llegó a sus -también nuestros por aún tenerla- venturosos 80 años. Me congratulo de haberla entrevistado varias veces, de haberme sentido su amigo y de que varias veces haya aceptado mis invitaciones para ir a darnos charlas a la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, de la ciudad de México.
En su libro "Nada, nadie: las voces del temblor, antología periodística sobre los sismos del 85", incluye parte de un reportajito que escribí en Excélsior en esos días de dolor. Gran honor para quien, a vuelapluma, elaboró, sin grandes pretensiones, una crónica de lo que hondamente lo conmovía y marcaba.
Para finalizar, un tema diametralmente opuesto.
Hace casi seis años el presidente Felipe Calderón embarcó al país en una tonta e inútil guerra contra el narcotráfico que ha costado a la nación más de 60 mil muertes, un gravísimo retraso económico y el desastre social. Ahora, casi al final de su administración apunta sus baterías contra tres generales y un coronel del Ejército Mexicano. ¿Qué quiere provocar? ¿Quiere una violenta respuesta militar? No hay más: Felipe Calderón prueba culpas o pide perdón. En todo caso, que impere la justicia.

*Periodista
ricgomm@hotmail.com




Lo más leído
Pide PAN que fortuna de 'El Chapo' se reparta entre México y EU
EU frena 100 tons de aguacate mexicano; descartan culpa de Trump
Uno tiene que buscar la manera de tener un peso más: Cortés Navia 
Otorga el Ayuntamiento de Zacatecas apoyo a un Grupo Étnico 
Alumno de secundaria amaga en Facebook con tiroteo
Cancelará la Secretaría de Finanzas la mitad de las plazas vacantes
Anuncian foro para atender a migrantes 
Turismo y Pueblos Mágicos del estado firman un convenio para tener módulos de información 
Tradiciones: Voladores de Papantla, dueños del cielo 
Cumple Grupo Modelo con los más altos estándares de calidad y cuidado ecológico  
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.49
Venta 21.99
€uro
Compra 23.07
Venta 23.57

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad