Monday 16 de January de 2017

Casa Muerta

     21 Sep 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:
U r 10, de Gregor Schneider. (Foto: Cortesía)
U r 10, de Gregor Schneider. (Foto: Cortesía)

El artista Gregor Schneider (Rheydt, Alemania, 1969) se considera a sí mismo un escultor. Sin embargo, su obra no se compone de objetos. El construye espacios arquitectónicos: habitaciones, pasillos, sótanos, baños, etc.
El punto de partida de su trabajo es Totes Haus u r, realizada en un edificio de dos plantas, contiguo a la casa donde nació. El título es un juego de palabras. Casa Muerta u r. “U r” son las iniciales de la calle donde está ubicada, y también de espacios invisibles, “unsichtbaren Raum”, en alemán.
Estaba obsesionado con los gritos. Su idea inicial era construir una habitación que no dejara salir el sonido, que no pudiera abrirse por dentro, encerrarse en ella y gritar hasta morir. Nunca lo hizo.
En cambio, desde 1985 remodeló compulsivamente el edificio. Reprodujo las habitaciones cambiando sus dimensiones, subió y bajó la altura de los techos, modificó las ventanas, e incluso agregó espacios detrás de las paredes para hacerlas transitables.
El objetivo de Schneider no es explorar el espacio por sí mismo, sino jugar con las expectativas y temores del público. Al abrir la única puerta de una habitación perfectamente iluminada, no hay un corredor o una salida, sino un ático húmedo y oscuro.
Dentro de Totes Haus u r hay una “cámara de maravillas” compuesta por múltiples habitaciones, una dentro de la otra. Alberga objetos significativos en la vida del artista y su familia. Como los sedimentos en la tierra, cada nuevo espacio construido dentro del original es una capa de memoria, una generación. En la pared interior de esta cámara cuelga una foto de su madre; detrás, una foto de su abuela.
La reconstrucción de habitaciones genera una experiencia distinta a la que tenemos cuando vemos una pintura o una fotografía. Estos medios representan espacios, pero son una cosa ajena al espectador. Schneider deja al público entrar en su obra, lo rodea por completo con sus aromas, temperatura, humedad e iluminación. Los vestigios sugieren una historia que termina de armarse a partir de las experiencias de los visitantes. Aunque nadie habita la casa, se intuye que alguien vivió ahí.
De 1994 a 2004, la Totes Haus u r fue deconstruida para llevar sus habitaciones a espacios de exhibición alrededor el mundo. El Museo de Arte Contemporáneo de Los Ángeles, el último lugar donde se exhibió, albergó el edificio completo durante un año. Los visitantes podían acceder directamente desde la calle, a través de una puerta abierta en la parte trasera del museo. Cruzar el umbral era un viaje de la soleada California a la fría y oscura casa de Rheydt.
Vista así, una casa, nuestra casa, es una negación de la realidad. La ciudad desaparece detrás de nosotros al cerrar la puerta. Es un lugar seguro, moldeado por el deseo, pero también por el temor. Una casa es un compendio de recuerdos y experiencias, un contenedor de gritos que nadie escuchará.
Más sobre Gregor Schneider: http://bit.ly/gregor-schneider

*Coordinador del Muno
@sevendepinole
 




Lo más leído
Recauda Nungaray apenas 80 mil pesos
Hoy es el día más triste, tal vez tristísimo, del año
Llama gobernador Tello a replantear continuidad del Cobaez
Lamenta Gema Mercado que la educación no sea primero; "lo del salario no es una negativa"
Inauguran cancha de Capital Soccer en Guadalupe
El gobierno no tiene deudas con los profesores del Cobaez: Miranda
Levanta plantón Supdacobaez; esperan pago a más tardar el miércoles
Pide Ivonne Ortega licencia; quiere ser candidata a la Presidencia
Tiroteo en un bar de Playa del Carmen deja al menos cinco muertos
Accidente de avión de carga causa 37 muertos en Kirguistán
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.70
Venta 22.2
€uro
Compra 23.00
Venta 23.5

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad