Friday 24 de March de 2017

Cassez, ¿triunfo o ineficiencia de la justicia mexicana?

     28 Jan 2013 04:00:00

A- A A+

Compartir:

En estos últimos días,  el tema obligado era el caso de  Florence Cassez. La mayoría eran opiniones de indignación, rabia y frustración por la liberación de la francesa. Ante este panorama saque mis propias conclusiones.
La mujer fue sorprendida en flagrancia señalada  por varias de sus víctimas, no hay duda, es culpable, incluso la Corte no la declara inocente, su liberación se basa por no apegarse a los tratados de Viena a la hora de su detención, como no avisar a su consulado, la presencia de un traductor y ponerla a disposición del juez en las siguientes setenta y dos horas como lo marca la ley.
Los ortodoxos del derecho lo festejan, se hizo valer la ley; México camina hacia un estado de derecho, desde ese punto de vista qué bueno, pero yo me pregunto ¿habrá alguna clase de sanción para los policías y el Ministerio Público que por ignorancia o corrupción, hicieron mal su trabajo ? ¿No será este un buen momento para castigar y exhibir a los responsables? Recuerdo  un sonado caso de un individuo que dejó lisiada a su novia a golpes y un magistrado lo dejó libre por estar mal integrada la averiguación; la opinión pública se le fue encima, recuerdo su respuesta: "Soy juez, no detective, juzgo sobre las pruebas que me aportan tanto el Ministerio Público como la defensa", ¿hubo castigo para ese Ministerio Público? que yo sepa no.
Desgraciadamente el Ministerio Público no cuenta con el apoyo de un cuerpo de detectives y criminólogos que le ayuden en la búsqueda de evidencias para descubrir a los culpables,  como existía hace algunos años en el DF el llamado oficialmente: Comisión  de Seguridad del DF,  mejor conocido como el Servicio Secreto que fue fundado en 1917 y lo desaparecieron en 1972. Que llegó a tener prestigio internacional, por la resolución de casos tan famosos como el asesinato de Trotsky, el líder de la revolución bolchevique, el de Julio Antonio Mella, activista estudiantil cubano, la detención de Johny O'Brien, pistolero del famoso gángster norteamericano John Dillinger, de Goyo Cárdenas asesino serial y psicópata sexual, en fin la lista sería muy grande, de tantos y famosos casos resueltos por este grupo de criminólogos e investigadores en donde destacan: el doctor Alfonso Quiroz Cuarón, Valente Quintana, llamado el Sherlock Holmes mexicano, Rafael Rocha Cordero, José Obregón Lima, Manuel Bahena Camargo, Martín Cruz Carreño y muchos más que escapan a mi memoria, todos grandes académicos, catedráticos de la UNAM, queridos, admirados y respetados por la sociedad de la época, todos ellos incorruptibles, con un alto sentido del deber, muchos de ellos ni siquiera iban armados, un policía de ese perfil no necesita armas, que además crearon en la universidad la carrera de investigador criminólogo que al poco tiempo la desaparecieron.
Impecablemente vestidos, todo el mundo les abría las puertas, sagaces, psicólogos expertos en interrogar, desde interrogatorios amistosos hasta interrogatorios duros, hábiles para disfrazarse, toda pesquisa, le daban seguimiento hasta lograr las pruebas necesarias que ponían a disposición del Ministerio Público. Actualmente nuestros investigadores son tipos torvos, mal vestidos, sin ninguna preparación, que no inspiran confianza que no tienen la más mínima idea de la ciencia de la criminología, que investigan a base de golpes y que muchos tienen antecedentes penales. Ellos son el  apoyo principal del Ministerio Público, por eso todo les sale mal y cualquier abogado defensor les echa abajo todo. ¿No será hora de que los gobiernos piensen en volver a crear una policía como el recordado servicio secreto del DF?

* hernanvalverder @gmail.com


 




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 18.94
Venta 19.44
€uro
Compra 20.38
Venta 20.88

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad