Monday 23 de January de 2017

Centros históricos desamparados

     7 Dec 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Hace un año lamentábamos que como en 1810 y en 1910, el tormentoso 2010 trajo al país y a Zacatecas la pesadez del espanto con fugas masivas de reos de alta peligrosidad, atracos en carreteras locales y federales, secuestros, balaceras en plena calle y caos en la entidad y decíamos también que esa cíclica inercia de las centurias pasadas nos atemorizaba en presagio de porvenir. 

Ahora constatamos -con pesadumbre- que el sexenio de la “suave firmeza”, lapso macabro para la integridad del patrimonio histórico se ha prolongado bajo la suerte de la solución Lampedusa (que las cosas cambien para que todo siga igual).
Es frustrante volver a sentir ese vacío de autoridad que al final dejó tantas marcas y adefesios en el rostro de la ciudad capital y tantos quebrantos ostensibles que, jurídicamente, al parecer no se han sabido, querido o podido sustentar; lo cierto es que de la presente administración -al menos en esta asignatura- se esperaba muchísimo más.
El sexenio de 2004 inicio con una pelma y un pasmo desesperantes, muy pronto se supo que el progreso y el bienestar de largo anhelado no se iban a alcanzar, dado que aún somos un enclave campesino y agrícola (en angustiosa sequía); la picaresca, sintetizaba coloquialmente que Zacatecas “vivía la época de la lenteja”, en alusión a la gramínea de dimensiones pequeñas. De haber sido otra la actitud, se hubiera hablado para bien de la comunidad de aquélla como la era de las habichuelas, del frijol o del maíz, pero no fue así. Por eso dejo intacto el texto que entonces publiqué:
Zacatecas el terruño se aja, se desmorona; la cohesión social es una broma que se burla de la utopía local: un vago recuerdo de épocas idas en las que a pesar de la estrechez de una comunidad de gente recia y franca, de gente laboriosa y humilde de provincia que -como dijera el poeta- en piso de plata vive al día, de milagro, como la lotería, empero sabía vivir con empeño en sus oficios pequeños y gozaba de la armonía de emprender y reemprender sueños.
En la ciudad capital se percibía la entrañable sensación de refugio que a todos daba cobijo, la heráldica figura del cerro de La Bufa y en las casonas la añeja clausura y frescura del zaguán de las fincas de muros de cantera, la capital bizarra del estado de Ramón López Velarde, si bien ventosa y fría por las noches y en las madrugadas, era cordial, sus calles empinadas y sus angostos callejones como arterias irrigaban amables sonrisas descolgadas de los balcones.
Bella ciudad en cuyas plazas y plazoletas, un sol travieso (como el que hubo en Monterrey y que seguía de niño a Alfonso Reyes) calentaba a los rancheros -cubierta la cabeza- con sombrero y que en las banquetas su cansancio mitigaban, mientras los niños retozaban con o sin pelota: jugando con trocitos de madera como el doméstico balero o pateando un bote de lata que botaba de punto a punto y que sobre las alcantarillas asustaba a las mustias ratas.
Estampas aquellas del mediodía, en que las amas de casa con rumbo del mercado y con las redes del mandado y delantal de cuadros iban airosas, pero por la sombrita; también era uno de sus emblemas las parejas engarzadas en cariños y alegatos en la nevería, donde aplacaban su sed a cucharadas de raspado de hielo bañado de jarabe o mataban la tarde bebiendo a sorbos el café turco para luego leerse la suerte frente a frente en el fondo de las tazas.
Pero esos gajos del costumbrismo propicios para la vivificación artística y cultural se acabaron en estos últimos años, la dicha de vivir en Zacatecas también se marchitó.
El rostro de la ciudad se ha puesto adusto, tieso, su cabello lacio se volvió sintético, se le endureció la quijada, la falsa sonrisa le quedo de mueca: apretados los labios, la boca se le seca, si la abriera mostraría que le faltan dientes; de noche y de día, la pobre Zacatecas fruncida del seño iba lo mismo al estadio que a palacio de prisa que despacio prendida con pendientes de medias perlas. Joyas que sin embargo da vergüenza verlas.

fjacuqa@hotmail.com
twitter @f_javier_acuna
 




Lo más leído
Milpillas, el proyecto más importante: González 
Quieren promover festivales a nivel nacional 
Incentivan el pago del predial  
Ante Trump, necesario hablar con el sector productivo: Zavala
Inaugura Isadora Santiváñez casa de gestión 
No soy igual a Javier Duarte y voy a probarlo: Fidel Herrera
Empezamos a renegociar el TLC: Trump; Peña y Trudeau unen esfuerzos
Por huelga de hambre, Guillermo Padrés sólo toma agua y miel: CNDH
Pierde Real Madrid a Marcelo y Modric 
Tras tiroteo, reanudan clases en colegio de Monterrey
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.40
Venta 21.9
€uro
Compra 22.96
Venta 23.46

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad