Monday 16 de January de 2017

Cinco años de miedo

El recreo

     31 Dec 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:

SACRIFICIO Y OLVIDO
El viernes pasado se cumplieron cinco años de la presentación en sociedad del crimen organizado mediante la cruel emboscada que a las afueras de Jerez costó la vida de siete elementos de seguridad pública; el convoy que trasladaba a dos reos desde Tlaltenango fue masacrado en un sitio que pudiera provocar el impacto psicológico paralizante que buscaban al elegir el lugar cuando disponían de muchos tramos de carretera lo suficientemente aislados como para alejarse sin problemas una vez cumplido su cometido, al afán de producir pánico se evidenció con la desafiante incursión de los criminales en la ciudad de Zacatecas y con el más desafiante aún cerco a las instalaciones de la Onceava Zona Militar.
Esa vez los delincuentes tuvieron un éxito rotundo, impusieron el miedo en gobernantes y gobernados. La fecha no inspira las efémerides, el olvido es la mejor estrategia para que nadie reclame la cauda de impunidad que respiramos.
De entonces a la fecha Zacatecas se instala crecientemente en la región infernal del territorio nacional en donde se ha perdido la posibilidad de contar las desgracias; el hermetismo autodefensivo de las autoridades se combina con una cobertura sumamente restringida de los hechos de parte de los medios de comunicación debido a varios factores entre los que sobresale la exclusión de una buena porción del territorio del estado del campo de acción de periódicos y medios electrónicos locales, generalmente nos enteremos (con sus bemoles) de lo que pasa en las ciudades grandes. Lo que sucede en los puntos alejados, particularmente en las áreas rurales, lo sabemos hasta que la comunicación oral hace lo propio.

ATENIDOS A LO FEDERAL
En los cinco años transcurridos Miguel Alonso relevó a Amalia García en la primera magistratura y el PRI se hace del lugar que el PRD
ocupó durante dos sexenios. El proceso significó confrontación, rispideces, tensiones inéditas, aunque eso no significó necesariamente diferencias en las políticas concretas de una u otro, siendo eso particularmente notorio en el tema de la seguridad, donde las continuidades son más definitorias que los cambios, veamos algunas de estas continuidades:
Miguel Alonso hoy, como ayer Amalia García, asume acríticamente la estrategia federal y en los hechos deja el escenario para que soldados, marinos y policías federales lleven el peso del combate al crimen organizado asignándole a las policías municipales y estatales un rol de desteñida complementariedad.
La ausencia de controles sociales e institucionales ha favorecido la proliferación de abusos policiacos y militares que jamás son motivo de investigación, los cateos sin orden judicial, detenciones sin flagrancia ni orden de aprehensión, maltratos físicos y hasta asesinatos a mansalva cometidos por las fuerzas federales tiene impunidad garantizada debido a la nula organización ciudadana que pudiera detonar la presión para que el Gobierno del Estado y los ayuntamientos no sean omisos al respecto.
A pesar de que durante los cinco años transcurridos hemos vivido la oleada delictiva más persistente y variada de que se tenga
memoria, la investigación científica del delito ha quedado en el discurso vano, nada se aclara, nada se investiga, todo se resuelve con declaraciones especulativas para salir del paso. El sistema carcelario local ha mostrado en repetidas ocasiones su vulnerabilidad sin que de ello se derive una política correctiva que aproveche la sobrada capacidad instalada que contrasta con la sobrepoblación carcelaria de otras entidades.


EL DEDO TAPANDO AL SOL
Otra continuidad advertible es la de minimizar la gravedad de la situación mediante el sobado mensaje de que “en otros estados están
peor” y en insistir que es la percepción y no la realidad la que está mal; en infinidad de ocasiones no pasa un día sin que la declaración
autocomplaciente de “avances” en la materia sea desmentida por una balacera, un secuestro o una extorsión. Las estadísticas lejos están de reflejar la cifra real de adolescentes nuestros caídos ante las balas del cártel rival o en las batidas periódicas que cómo se parecen a operación de “limpieza social” a cargo de soldados, marinos y policías federales, como sea, no deja de ser indicativo que la PGJE reporte que en el ciclo inaugurado con la matanza en Jerez la lista de desaparecidos en nuestro estado alcance la cifra de 228, de los cuales sólo tres han sido localizados con vida.
Otra semejanza entre el pasado reciente y el presente es la apuesta exclusiva a la represión del delito. La prevención del mismo y el
combate a la exclusión no rebasan el discurso y el tradicional asistencialismo.
Hay algo que sí ha cambiado: Jesús Malverde y la Santa Muerte ya participan con éxito del culto popular, junto a San Judas Tadeo
Nos encontramos el jueves en El recreo.


luismedinalizalde@gmail.com
twitter: @luismedinalizal




Lo más leído
Recauda Nungaray apenas 80 mil pesos
Ana María Romo, rectora de la Utzac, triplicó el gasto en combustible 
Hoy es el día más triste, tal vez tristísimo, del año
Llama gobernador Tello a replantear continuidad del Cobaez
Lamenta Gema Mercado que la educación no sea primero; "lo del salario no es una negativa"
Dulce Flores, presidenta de la AEEZ, se defiende de acusaciones
Inauguran cancha de Capital Soccer en Guadalupe
Convocan a artistas y creadores a participar en el Festival Cultural Zacatecas 2017
El gobierno no tiene deudas con los profesores del Cobaez: Miranda
Mineros, listo para recibir a Puebla en la Copa MX
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.68
Venta 22.18
€uro
Compra 23.02
Venta 23.52

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad