Wednesday 18 de January de 2017

Cocaína

     5 Feb 2013 03:30:00

A- A A+

Compartir:

Los efectos de la cocaína en las actuales generaciones de jóvenes son devastadores.
Cada vez se consume más esta droga en el segmento social de los 13 a los 17 años de edad, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Adicciones dada a conocer hace algunos días. Los resultados son familias destruidas, muertes prematuras por los efectos dañinos en el organismo, problemas psicológicos en los consumidores, daños irreversibles en el sistema nervioso y una creciente ola de personas que se incorporan a actividades delictivas.
El narcotráfico no sólo es la cifra creciente de asesinatos ni la inseguridad que ha sembrado en la mayor parte del territorio nacional, sino los efectos que está dejando en la sociedad mexicana y que crece todos los años. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Adicciones, de 2008 a 2011 hubo un incremento de 0.1% respecto al consumo de cocaína, pasando de 0.4% hace cuatro años a 0.5% de la población mexicana de 12 a 65 años que se declararon consumidores de este tipo de droga.
Aunque las cifras dadas a conocer no describen con mayor precisión los segmentos sociales afectados por el incremento del consumo de la droga, sí advierten del impacto social.
De acuerdo con el National Institute on Drug Abuse, este tipo de sustancias provoca graves daños a la salud, se pueden producir sentimientos de hostilidad o paranoia, la temperatura del cuerpo puede ascender peligrosamente y causar latidos irregulares del corazón y existe la posibilidad de un fallo cardiovascular o convulsiones letales.
Por eso, las autoridades federales y estatales no sólo deben enfrentar al creciente poder del narcotráfico en el país mediante el uso de la fuerza militar o con acciones bélicas, sino atender los efectos de salud que, principalmente, provoca la cocaína en la sociedad.
No hay cifras certeras de los daños que está dejando en jóvenes y adultos, además de la Encuesta Nacional de Adicciones; sin embargo, los servicios de salud mexicanos dan cuenta de constantes casos por efectos de la cocaína, desde daños psicológicos hasta la muerte de consumidores jóvenes.
Estos efectos deben encender las luces de emergencia del gobierno mexicano para enfrentar los daños que el narcotráfico está provocando en la sociedad mexicana en la que cada año crece el número de consumidores de drogas. Muchas comunidades rurales de Durango han sido destruidas por la creciente adicción de cocaína en sus sociedades, así como algunas poblaciones del centro y norte de Zacatecas, de Aguascalientes y San Luis Potosí.
Esto sucederá mientras el problema del narcotráfico siga atendiéndose sólo por la parte militar y de seguridad, que sin duda es importante.
Se necesitan acciones y programas para atacar los efectos en la sociedad en materia de salud y bienestar familiar. De otra manera, los efectos de la cocaína son y serán aún más devastadores en la estructura social.

edgarfilix@gmail.com




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.51
Venta 22.01
€uro
Compra 23.01
Venta 23.51

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad