Thursday 23 de March de 2017

Colapso vial

     6 Nov 2012 03:30:00

A- A A+

Compartir:

De las 7 a las 8:30 de la mañana, las vialidades que confluyen hacia la intersección de la carretera a La Bufa, Ramón López Velarde y Venustiano Carranza, se colapsan; el centro de la ciudad de Zacatecas, a la misma hora y por las tardes, resulta prácticamente imposible circularlo con fluidez; el boulevard López Mateos se vuelve un estacionamiento al aire libre a la hora de entrada y salida de oficinas.
En general, a la ciudad de Zacatecas le urge, si es que quiere ser un centro de atracción turística nacional, la aplicación de medidas de reingeniería de tráfico, aunado, además, a la mejor planeación de rutas del transporte público y, sobre todo, de mejores unidades. Es vergonzoso el servicio que se ofrece: muy caro, los camiones están sucios, tardan hasta media hora en salir y paran cada 100 o 200 metros, donde esperan hasta 10 minutos en las paradas intermedias. Trayectos que deberían recorrerse en 15 minutos se extienden hasta 60 minutos. Una locura.
Las autoridades se escudan siempre diciendo que debido a la orografía de la ciudad de Zacatecas y al trazo de sus calles no es nada fácil mejorar el tráfico vehicular, pero es urgente hacerlo: cambiar sentidos de calles, si es necesario, o cerrar algunas para hacerlas peatonales, rediseñar los lugares de estacionamiento público en las calles, instalación de semáforos en cruceros conflictivos, etcétera. La capital zacatecana prácticamente sigue inamovible en este tema desde hace más de 15 años, cuando en estos años las necesidades y la realidad es otra. Calles, como La de Abajo, se subutiliza, o como la Primera de Mayo.
Obras como el estacionamiento de la plaza Bicentenario aliviaron en cierto modo el tráfico, a pesar de ser una obra excesivamente costosa (300 millones de pesos) pero que le vinieron a dar un respiro al centro de la ciudad. Aún así la ciudad de Zacatecas sufre todos los días un enorme colapso vial. Muchos autos y pocas medidas para resolver los nudos gordianos.
Dicen las autoridades que trabajan para resolverlo, pero las medidas que han realizado son sólo paliativas, por encimita o mal hechas porque no resuelven el problema y, por lo tanto, es como siguiéramos sin hacer algo. Por ejemplo, la entrada y salida de alumnos de los Colegios Del Centro y Juana de Arco debería planearse más de fondo, desde la variación de horas de entrada, construcción de “islas” en las instituciones educativas, camiones escolares para alumnos, apertura de áreas de estacionamientos próximos y no, como se hace, cerrar un carril con una patrulla de donde emerge un regordete agente que no para de silbar a diestra y siniestra. Vaya solución, “brillante”.
Zacatecas es una ciudad para caminarla, para disfrutarla, para admirar sus edificios y esos rincones que enamoran a todos. Por ahora, debido al colapso vial que vivimos, es un enorme estacionamiento, un coso lleno de pitidos, nervios y angustias.

*Periodista de freelance
Director de elhorizontal.com
edgarfelix@elhorizontal.com




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 19.02
Venta 19.52
€uro
Compra 20.47
Venta 20.97

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad