Saturday 21 de January de 2017

Concejo municipal provisional en Morelia

Rumbo al 2012

     4 Jan 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:

El pasado 28 de diciembre, a sólo unos días de la toma de posesión de las autoridades municipales electas en el estado de Michoacán, la Sala Regional con sede en Toluca del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) determinó la anulación de la elección celebrada en el municipio de Morelia, al resolver el Juicio de Revisión Constitucional Electoral ST-JRC-117/2011.
Recordemos que el 13 de noviembre del 2011 se celebraron elecciones en Michoacán para elegir a 113 ayuntamientos, 40 diputaciones y al gobernador del estado.  En cuanto a las elecciones municipales, 111 ayuntamientos rindieron protesta de conformidad con la Constitución michoacana y en dos municipios, Morelia y Cherán, han asumido el cargo concejos municipales. En el caso de Morelia, en virtud a la resolución antes citada, y en Cherán, en virtud de que no se celebraron elecciones pues los habitantes de ese municipio las impidieron, estas se celebrarán el 22 de enero.
Ante esta circunstancia, el Congreso del Estado de Michoacán eligió a los integrantes de los concejos municipales provisionales que gobernarán los municipios de Morelia y Cherán, en tanto se realicen las nuevas elecciones constitucionales. El concejo municipal, del latín concilium (ayuntamiento) es una figura que se encuentra en nuestro sistema jurídico con la función de sustituir a los ayuntamientos en los casos de suspensión, desaparición, revocación del mandato o no existencia legítima de personas electas para ocupar los cargos del mismo.
Así, se ha designado a Manuel Noccetti Tiznado como presidente municipal de Morelia y a 12 a concejeros o regidores provisionales que tendrán la tarea de ceder el gobierno municipal a las personas que resulten electas en las elecciones extraordinarias.
En el caso de Morelia, el Congreso ha elegido a un perfil ciudadano, ya que el ingeniero Noccetti Tiznado es un empresario que ha sido presidente del Consejo Coordinador Empresarial del estado, de la Cámara de la Industria de la Construcción,  es propietario de gasolineras y actualmente es presidente del Comité de Participación Ciudadana para la Prevención del Delito y consejero de la ciudad.
La razón fundamental que determinó la anulación de la elección, de conformidad con la resolución del Tribunal Electoral del Poder de Justicia de la Federación (TEPJF), fue la violación a los principios constitucionales de equidad, certeza y legalidad. Y la valoración que ha justipreciado el máximo juzgador electoral el país está vinculada, fundamentalmente, con dos hechos: el primero, la transmisión en televisión por cable del evento de cierre de campaña de dos partidos políticos; el segundo, la transmisión en televisión abierta de propaganda política en periodo prohibido por la ley, específicamente en la etapa de reflexión, previa a la jornada electoral a favor de un partido en el atuendo deportivo de un pugilista, en una pelea transmitida a nivel nacional, un día antes de la celebración de las elecciones.
En el primer caso, la autoridad jurisdiccional tomó en cuenta que dicha transmisión no fue autorizada por el IFE, único organismo facultado para ordenar la exhibición de propaganda electoral, que tuvo una duración de 45 minutos y que un candidato a la presidencia municipal de Morelia ocupó de manera central 5 minutos de dicha transmisión. En el segundo caso, se tomó en cuenta que la pelea se realizó justo en la etapa de silencio (un día antes de la elección), que no existió oportunidad para que los demás contendientes reaccionaran y que el partido beneficiado no se deslindó de tal transmisión.
En el centro, los magistrados y la magistrada de la Sala Regional Toluca del TEPJF han señalado la existencia de factores que evidencian la afectación a la libertad del ciudadano y ciudadana al emitir su voto, que incidieron en su ánimo y que desequilibraron la contienda a favor de un partido político.
Asistimos, entonces, a la posibilidad que existe en nuestro sistema electoral de que una elección se anule por la violación a los principios constitucionales rectores de las elecciones en México. Presenciamos la decisión de la máxima autoridad en materia electoral que analiza las controversias surgidas entre los contendientes electorales y que, como es el caso, ante una violación grave de las condiciones de la contienda, decide la no legalidad  de un triunfo electoral.  
Sin duda, el sistema de comunicación político electoral introducido a nuestro sistema electoral en las reformas constitucionales y legales 2007 y 2008 ha sido construido  poco a poco. A este proceso de integración de una reforma constitucional a la totalidad del sistema normativo, el jurista italiano Luigi Ferrajoli lo llama “constitucionalización de la norma”. En el caso, este proceso no ha sido tarea fácil, los propios criterios de las autoridades jurisdiccionales en ocasiones han resultado, por decir lo menos, confusos.  Sin embargo, no cabe duda de que la calidad de nuestro sistema electoral se ha visto beneficiado por este modelo que privilegia la equidad de la contienda y una competencia más auténtica.
De cara al proceso electoral federal 2012 estimo que esta determinación de anular la elección de Michoacán debe ser revisada con mucha atención por los actores políticos, lo deseable es que la elección se gane en las urnas, que sea la decisión de la mayoría mediante el voto y no la decisión jurisdiccional la que dé el triunfo o la derrota.

*Doctora en Derecho y consejera presidenta del IEEZ
soto@itesm.mx




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.56
Venta 22.06
€uro
Compra 23.05
Venta 23.55

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad