Wednesday 18 de January de 2017

Consecuencias de los errores de la justicia

Tenemos que el problema no está en nuestras leyes, sino en la aplicación e interpretación de las mismas, urge tomar cartas en el asunto

     14 Jan 2011 22:08:21

A- A A+

Compartir:

La aprobación que por unanimidad hizo el Congreso de Chihuahua para abrir juicio político en contra de los tres jueces que liberaron en abril de 2010 a Rafael Barraza, asesino de su pareja Rubí Frayre, es la última situación de una serie de eventos trágicos y lamentables derivados de los errores de la justicia.
Todo comenzó el  29 de abril de 2010 cuando en un Tribunal Oral de Chihuahua los jueces Netzahualcóyotl Zúñiga, Catalina Ochoa y Rafael Boudid, absolvieron a Rafael Barraza Bocanegra del homicidio de su pareja Rubí Frayre Escobedo,  por considerar que el Ministerio Público no demostró la causa de la muerte, argumentando además "la falta de pruebas válidas y contundentes”.
Al escuchar el veredicto la madre de Rubí, Marisela Escobedo  estalló en contra de las autoridades y emprendió una lucha para lograr el encarcelamiento del asesino de su hija,  logró  que el caso se desahogara en una segunda instancia,  en la que se  anuló el fallo absolutorio contra Barraza y fijó una nueva sentencia por homicidio, sentenciándolo  a 50 años de prisión y a pagar 40 mil pesos como reparación del daño; lamentablemente para entonces el homicida había huido.
Marisela Escobedo siguió en su lucha, exigiendo a las autoridades el castigo para el homicida de su hija, pero lejos de encontrar respuesta, el 16 de diciembre de 2010,  frente al palacio de gobierno, en donde llevaba ocho días de manifestación; fue asesinada, a la fecha no hay resultados en torno a la investigación de su crimen, pese a que el momento de su muerte fue captado por las propias cámaras del edificio.
La cascada de eventos trágicos no terminó, al día siguiente del asesinato de Marisela, un  hermano de su esposo fue secuestrado y asesinado,   fue incendiado el negocio familiar y sus hijos Juan Manuel y Eduardo Alejandro tras recibir varias amenazas de muerte, se vieron obligados a solicitar asilo político a Estados Unidos por lo que están internados  en el Centro de Detención de El Paso, Texas.
El argumento de los jueces sigue siendo  que el Ministerio Público no presentó pruebas suficientes para acreditar la participación del imputado en la muerte de Rubí, e incluso que no se  demostró que la misma  haya tenido una muerte violenta,   uno de los fiscales del caso señala que el  tribunal en lugar de sumar los indicios, desasoció todas las pruebas que se le presentaron y resolvieron a favor del acusado.
Si tomamos en cuenta que impero el criterio de la duda razonable, tenemos que el  problema no está en nuestras leyes, sino en la aplicación e interpretación de las mismas, urge tomar cartas en el asunto, este caso muestra  que los errores de la justicia,  generan  daños, la mayoría de las veces irreparables.

*Docente-investigadora
de la UAZ




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.61
Venta 22.11
€uro
Compra 23.15
Venta 23.65

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad