Thursday 19 de January de 2017

Consejeros electorales y sus bonos

     17 Nov 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

La democracia mexicana es considerada de las más caras del mundo, incluso se equipara o en ocasiones, está por arriba de los países más ricos, que desde luego cuentan con mayores recaudaciones y más desarrollo económico, para confirmar lo primero los seis consejeros electorales que actualmente se encuentran en funciones, así como el secretario ejecutivo del Instituto Federal Electoral cerrarán el año con 336 mil 334.66 pesos por concepto de aguinaldo, prestación económica aprobada en el manual de percepciones para los servidores públicos de mando correspondiente al ejercicio fiscal de 2011.
Posteriormente se autorizan 150 mil pesos adicionales, como compensación al exceso de trabajo que deberán enfrentar durante el periodo electoral, ellos aseguran que la falta de tres consejeros incrementa sus tareas: organizar las elecciones, reglamentar y distribuir tiempos de radio y televisión entre los partidos y fiscalización de campañas. Si bien es cierto que existe un incumpliendo de la ley por parte de los mismos legisladores al dejar indefenso al árbitro electoral, que ante una decisión colegiada los dejaría en incertidumbre jurídica, lo que está claro es el excesivo gasto personal, que ni por ser año electoral, se justifica.
Cada consejero recibe un sueldo de 170 mil pesos independientemente de los bonos que se les otorgan, lo que los convierte en los funcionarios mejor pagados sólo detrás de los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. El alto costo presupuestal, político y social del Instituto Federal Electoral pone en evidencia un organismo alejado cada vez más de la ciudadanía; mientras que en países con una democracia fortalecida, con organismos electorales consolidados, como el que orgullosamente decimos tener, la estructura electoral es ágil y austera, pues mantiene un grupo reducido de especialistas que se amplía en época electoral con gente capacitada mediante contrato.
Para que el Instituto Electoral siga siendo el orgullo de los mexicanos, se deben adecuar los mecanismos que garanticen un organismo ciudadano que vigile cabalmente el voto de los electores con voces representantes de la sociedad civil, mantenga al margen los intereses de los partidos políticos para tener certeza de imparcialidad, principal valor del árbitro electoral, transparentar el uso de los recursos y la actuación de todos sus integrantes, además de adecuarse a las realidades que vive el país, responder a los intereses ciudadanos no a los personales, sobre todo, no perder de vista sus verdaderas atribuciones: la preparación, organización y conducción de los procesos electorales federales en sus cuatro etapas según el artículo 210 del COFIPE. Preparación de la elección, jornada electoral, análisis de las actas de escrutinio, cómputo de casillas y declaración de validez, sin intentar reglamentar cuestiones que demeritan sus funciones principales y los desvían de su principal reto, el 2012.

*Presidente de Jóvenes Comprometidos A.C.
 




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 22.00
Venta 22.5
€uro
Compra 23.29
Venta 23.79

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad