Sunday 22 de January de 2017

Creatividad y esfuerzo dan vida a Casa López Cortés

José López Cortés explota su vocación de empresario

     4 Mar 2012 03:20:00

A- A A+

Compartir:
  • A la inauguración del negocio asistieron empresarios de la industria del sombrero en el país y zacatecanos de la talla de Manuel Sescosse. A la inauguración del negocio asistieron empresarios de la industria del sombrero en el país y zacatecanos de la talla de Manuel Sescosse.
  • Don José López Cortés. Don José López Cortés.
  • La tienda vende sombreros desde 1940. La tienda vende sombreros desde 1940.
  • Los hermanos María Cristina y Raúl López Herrera. Los hermanos María Cristina y Raúl López Herrera.
Imagen de


La creatividad, el esfuerzo y el trabajo constante fueron los elementos que hace 71 años le dieron vida a uno de los negocios más conocidos y antiguos de la ciudad: Casa López Cortés.
Administrado actualmente por María Cristina López Herrera, el negocio fue fundado el 28 de enero de 1940 por José López Cortés, un joven emprendedor y apasionado por el comercio.
Originario de Ojocaliente y con apenas 18 años de edad, en 1925 José comenzó a trabajar en un taller de lavado y reparación de sombreros que se encontraba en el actual edificio de Samborns, frente a la oficina de correos.
En ese establecimiento también se vendían sombreros.
Ahí, relató Raúl López Herrera, hijo de José López Cortés, “mi padre conoció a Luis G. López, viajero de la fábrica de sombreros La Nacional, quien descubrió la capacidad para los negocios en él y lo alentó a independizarse”.
Esto lo logró gracias a Manuel Sescosse, gerente del Banco Mercantil, quien vio el entusiasmo y compromiso en José, por lo que le facilitó la cantidad de 15 mil pesos para la adquisición de la finca y el acondicionamiento de la misma.
Y así, el domingo 28 de enero de 1940, con apenas 34 años de edad, José inauguró la sombrerería Casa López Cortés en la avenida Hidalgo número 162, cuya principal mercancía era la venta de sombreros Stetson y Tardán.
A tan importante acontecimiento para la familia asistieron como padrinos Leonardo Carvajal, gerente de La Nacional en la Ciudad de México, Luis López, viajero de esa casa comercial y Manuel Sescosse.
López Herrera, comentó que el suceso quedó consignado en la edición del día siguiente del periódico "El Infiernillo" en el que asentó como un hecho relevante la inauguración de “un edificio moderno y de bello aspecto con fachada de granito color negro”.
Posteriormente, gracias al éxito obtenido, en junio de 1947, ante la presencia del entonces gobernador Leobardo Reynoso, se inauguró la remodelación por ampliación de giro comercial de Casa López Cortés, ahora con la venta de ropa para caballeros, además de sombreros.
A decir de su hijo, durante las dos décadas subsecuentes, José López Cortés se caracterizó por asumir iniciativas dentro del gremio comercial.
Entre ellas destacó los concursos de aparadores, la iluminación navideña de la avenida Hidalgo, fiestas de carnaval, y programas radiofónicos, todo con la finalidad de promover el comercio en la zona centro.
Y fue así como en 1970, Casa López Cortés logró ampliarse por segunda vez, ahora con la construcción de dos pisos más y la inclusión de ropa para dama y bebés.
Raúl López Herrera platicó que durante su vida, don José siempre tuvo muy presente un detalle, “mi padre tuvo una preocupación muy particular por la decoración de sus aparadores en fechas como Navidad e Independencia, por lo que llegó a contratar personal muy calificado para que lo apoyara en este aspecto, como fueron Antonio Pintor y Agustín Díaz ”, explicó.
Destacó que el principal objetivo de su padre como comerciante fue ofrecer productos de calidad a precios accesibles.
Prueba de ello es la prosperidad que siempre mantuvo viento en popa al negocio y que sólo se vio ligeramente mermada en la década de los 80 cuando llegaron a la ciudad importantes empresas de ropa como La Quemazón.
Pese a ello, la preferencia de los zacatecanos siempre fue constante y en los años siguientes las finanzas del negocio continuaron siendo saludables.
Para lograr mantenerse en el gusto de la gente y a la vanguardia, José López Cortés viajaba constantemente a la Ciudad de México e iniciadas las ampliaciones de giro también viajó a Estados Unidos, particularmente a Nueva York, para conocer las últimas tendencias de la moda.
Además, Casa López Cortés a finales de la década de los 80, con el objetivo de incrementar sus ventas, se convirtió en la pionera del sistema de autoservicio, esquema que mantiene hasta la fecha.
El establecimiento estuvo a cargo de José López Cortés hasta 1996, cuando a la edad de 90 años, cuatro antes de su fallecimiento, dejó el negocio definitivamente en manos de su hija María Cristina, quien fue su auxiliar desde la década de los 70.




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.57
Venta 22.07
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad