Saturday 21 de January de 2017

Criadas y señoras: una historia responsable

     27 Jan 2012 03:30:00

A- A A+

Compartir:

De las películas que están nominadas para el Oscar 2012, dos de las que he visto me parece que cubren todos los requisitos para llevarse el galardón: “El árbol de la vida” de Terrence Malick y “Medianoche en París” de Woody Allen. La primera por su profunda reflexión sobre la existencia humana; la segunda por el excelso empleo de la fantasía narrativa.
También me ha sorprendido, gratamente, la nominación de Demian Bichir por “Una vida mejor”, donde da vida a un migrante que debe enfrentar las penalidades de un mexicano sin papeles -que no sólo ha sido abandonado por su mujer, sino que tiene un hijo conflictivo- así como la nominación de Emmanuel Lubezki por la fotografía de “El árbol de la vida”. Difícilmente Bichir ganará, pero creo que Lubezki obtendrá el galardón.
Más allá de estas nominaciones, quisiera referirme a un filme que todavía no llega a la cartelera cinematográfica, pero ya se puede conseguir en los negocios de alquiler de películas. Me refiero a “The help”, traducida como “Historias cruzadas” o “Criadas y señoras”.
Nominada también para el Oscar como mejor película, bajo la dirección de Tate Taylor, y protagonizada por Emma Stone, Viola Davis, Jessica Chastain y Octavia Spencer (las tres últimas nominadas a distintas categorías de actuación), la cinta realiza una crítica férrea a la intolerancia racial en el sur de Estados Unidos, durante la década de los 60.
La historia está centrada en una joven que, al terminar sus estudios universitarios, regresa a su lugar de origen, una pequeña localidad de Mississippi, y decide escribir sobre el abuso de la que son objeto las trabajadoras domésticas afroamericanas por parte de las familias de la alta sociedad, quienes consideran que los negros son seres inferiores, los cuales, incluso, son portadores de enfermedades.
En lo personal, esta película me hizo pensar en un discurso que he escuchado con reiterada frecuencia en los últimos meses sobre la importancia de dar amor para superar los problemas que enfrentamos en este tercer milenio tan violento y utilitarista. El problema es que tal propuesta se restringe, para algunas personas que hablan al respecto, en el respeto al otro y en evitar el conflicto.
Eso estaría muy bien si no fuésemos testigos de las injusticias que percibimos a nuestro alrededor, pues ello exige no sólo el respeto a los demás. Es indispensable, además, actuar y comprometerse con la defensa de los derechos civiles y humanos, ya que ver las infamias y permanecer al margen también nos hace cómplices.
La actitud responsable y comprometida de la protagonista de este filme es un ejemplo a seguir. Ojalá puedan ver la película.

*Miembro del Sistema Nacional de Investigadores




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.58
Venta 22.08
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad