Thursday 19 de January de 2017

Crisis en Venezuela

Referencias

     17 Apr 2013 03:40:00

A- A A+

Compartir:

En la víspera de las elecciones en Venezuela, el candidato opositor, Henrique Capriles, advirtió, con ánimo victorioso, que si ganaba por un voto, haría que se le respetara ese triunfo. Pero Nicolás Maduro le ganó por una diferencia de 262 mil 473 boletas.
En la nación de 4 mil orquestas infantiles y juveniles integradas por casi medio millón de personas, el perdedor se obstina en desentonar y el lunes, ante miles de seguidores, su talante victorioso se convirtió en amenazante: vamos a exigir, “con cacerolazos y enojo, el recuento de voto por voto”.
Con el desconocimiento al Consejo Nacional Electoral, que el lunes se apresuró a proclamar ganador de la Presidencia de la República a Nicolás Maduro, Capriles prácticamente convocó a un golpe de Estado.
Maduro logró 7 millones 559 mil 349 votos, 50.75% de la elección; el perdedor alcanzó 7 millones 296 mil 876, votos, 48.98%. Una diferencia de 1.77%, que se traduce en 262 mil 473 sufragios.
Aún falta contar las boletas de unos 100 mil venezolanos que sufragaron en embajadas de diferentes países, pero el triunfo de Maduro es irreversible.
Las cifras disponibles indican que el país prácticamente está dividido en dos. Gobernar una nación dominada por viejos enconos y rencores internos, y fuertes amenazas externas, principalmente provenientes de Estados Unidos y empresas trasnacionales será tarea difícil.
Sin embargo, el panorama se oscurece más al mirar al futuro previsible. Por ejemplo, José Miguel Insulza, secretario general de la Organización de Estados Americanos, siempre fiel a los dictados de Washington, ya se adhirió al recuento de votos exigido por Capriles. En el mismo sentido se pronunció el Departamento de Estado de EU.
Capriles desciende de una de las familias más ricas y poderosas de Venezuela. Posee consorcios industriales, inmobiliarios, periódicos, radiodifusoras y canales de televisión, y la segunda cadena de cines en el país.
Desde los años 80 milita en la extrema derecha y en 2000 fundó el conservador partido Primero Justicia, que se unió al International Republican Institute, sección internacional del Partido Republicano de Estados Unidos.
Desde entonces mantiene el derrotado candidato estrechas relaciones con el National Endowment for Democracy, creado hace 15 años para remplazar a la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) en sus labores injerencistas y que alentó permanentemente acciones contra el fallecido presidente Hugo Chávez, tenaz rival del neoliberalismo y de los que quieren privatizar hasta el agua.
Con estos antecedentes es previsible que Estados Unidos y aliados mediáticos, con Capriles como títere, desatará todas sus fuerzas contra el proceso socialista de Hugo Chávez, al que Nicolás Maduro pretende darle continuidad.
Venezuela ya está en la mira.

*Periodista
ricgomm@hotmail.com




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.90
Venta 22.4
€uro
Compra 23.29
Venta 23.79

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad