Wednesday 18 de January de 2017

Crónicas madrileñas

CARTAS DESDE EL EXILIO

     14 Mar 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Regreso a Madrid, una vez más. Acaso la sensación de perplejidad que invade al novel paseante desaparece cuando la familiaridad con el lugar visitado aumenta. Pero en el caso de la capital española esta presunción se desvanece por efecto de la multiplicidad dinámica que la vida urbana posee.
Su personalidad es cambiante: caldero de culturas diversas y lenguajes pluriformes, espacio de estratificaciones sociales y encrucijada de civilizaciones ancestrales y de subversiones cotidianas. Este panorama complejo incluso impulsa al avezado paseante a salir de sí mismo para emprender un viaje de retorno a lo distinto.
Cuando el tiempo ha transcurrido y uno vuelve a Madrid, muchas de las situaciones, lugares y personas han experimentado el contundente influjo de la metamorfosis.
Es cierto, hay cosas que perduran, sobre todo el chismorreo mediático que, aquí y en China, polariza a su conveniencia la disputa política y vulgariza aún más la comunicación masiva. Llevar agua a su molino ha sido siempre la finalidad de los poderosos y sus voceros, sean del signo que fueren, aunque las honrosas excepciones existen, lo mismo que las heroicas resistencias.
Hoy, con la pesada crisis económica a cuestas y el bombardeo inmisericorde de opiniones furibundas, Madrid sigue siendo emblema de la insurgencia subterránea, de aquella que desde los “espacios infernales” trastoca día a día el tejido cultural y las redes de sociabilidad popular.
Después de presentar una ponencia en un congreso, cuyo centro tonal es la subversión mítica en la novela contemporánea, voy con algunos amigos a tomar una cerveza al legendario barrio de Malasaña.
Después de un rato, se acerca Marcelo a interrumpirnos con un rollo entre mercadotécnico y literario, lleva consigo varios ejemplares de la más reciente de sus obras, un libro de relatos titulado “cuentos inmobiliarios”.
Este argentino afincado en Madrid está convencido de que el tema de los espacios inmobiliarios se ha convertido en un género literario, tan noble como el de la novela negra.
Trabaja con distintas organizaciones sociales en el esfuerzo de apoyar logísticamente a escritores y artistas subterráneos que trabajan fuera de los circuitos comerciales. Él mismo vende sus obras que una editorial solidaria le ha publicado. Nos convence y le compramos el libro de cuentos por 10 euros, unos 170 pesos mexicanos.
Por la tarde, regreso al congreso sobre mito. En la estación del metro Bilbao, me sacude con su portentosa voz y el sabroso contrapunto brasileño de su lira un guitarrista ciego. Se llama Marcio, él como Marcelo, tiene obra grabada en discos compactos que vende en el subte para subsistir sin abandonar los que más ama hacer. No necesitan del mercado convencional, ni de las migajas del Estado.

*Miembro del SNI




Lo más leído
Detienen en Tacuba, capital, a un hombre con una navaja y en vehículo robado 
Estudiante dispara a compañeros y maestra en colegio de Nuevo León
Muere estudiante que disparó en colegio de Monterrey
Autor de tiroteo en colegio de Monterrey padecía depresión
Se suma Alejandro Tello a la propuesta de reducción de diputados 
Fallece don Raúl Muñoz Popoca, destacado fresnillense
Dejo gubernatura y busco candidatura al 100: Moreno Valle
Confirman elenco para la Feria de Carnaval Río Grande 2017
Bad Bull Rodeo premia a lo mejor de su Tour 2016
No toleraré actos de corrupción ni solaparé a quien viole la ley: Uc Jacobo
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.96
Venta 22.46
€uro
Compra 23.36
Venta 23.86

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad