Monday 23 de January de 2017

Cruel abandono

Referencias

     18 Jan 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Para como se manejan las cosas en el Gobierno Federal, habrá que agradecer al presidente Felipe Calderón que en el caso de la hambruna que flagela a la Sierra Tarahumara por fin se haya despojado de su increíble indolencia. Desde octubre del año pasado dos organizaciones civiles lanzaron la voz de alarma sobre la crisis alimentaria, pero en la residencia oficial de los Pinos nada se escuchó.
Fue necesario que la prensa destacara el drama de aquella etnia para que la federación asumiera su responsabilidad y acudiera en auxilio de miles de indígenas que además de un invierno crudo sufren la larga sequía que azota también a otros estados del norte del país, con la consecuente carencia de alimentos.
Un boletín de prensa de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), informó el domingo que comenzó el reparto de 14 mil paquetes de apoyo alimentario en 104 albergues indígenas, ubicados en 23 municipios de Chihuahua.
Sin embargo, el mismo despacho señala que en el presente año -serían 15 días de enero- la Sedesol canalizó a esa entidad 945 millones de pesos. Sorprende la cantidad, pero de ser cierta la información cabe preguntar dónde están esos millonarios recursos, porque según el organismo católico Santa María de los Niños, la hambruna castiga desde hace más de un año a los tarahumaras, cuya desesperación es tan grande que algunos habrían llegado al suicidio, sin que se note alguna ayuda oficial significativa.
Admite la misma información oficial que la actual es la peor sequía habida en México en los últimos 71 años y no obstante, es conocido de todos el veto que Felipe Calderón aplicó a la solicitud de 10 mil millones de pesos que hizo la Cámara de Diputados para atender las contingencias climatológicas.
El lunes, ante la indignación surgida en todo el país, la Sedesol anunció que aplicará 11 mil millones de pesos para atenuar los efectos de la sequía en el norte del país, acción pertinente, pero insuficiente porque la situación exige mucho más que la simple canalización de dinero. Un verdadero programa que vaya al fondo del problema precisan la angustia de los tarahumaras y de muchas otras regiones donde se asientan grupos étnicos.
En este caso la reacción social obligó al Gobierno Federal a buscar de inmediato una respuesta, porque enviar únicamente alimentos y cobijas no es más que un paliativo. Organismos civiles presionaron y abatieron la indolencia oficial y mediante movilizaciones para recolectar víveres dieron un ejemplo al gobierno de Felipe Calderón.
La máxima urgencia nacional está en la sierra chihuahuense, pero no tardará en brotar la misma tragedia en otras de las muchas zonas empobrecidas por las políticas económicas impuestas por gobiernos derechistas, más preocupados por acatar los mandatos fondomonetaristas que por servir a México.

*Periodista
ricgomm@hotmail.com




Lo más leído
Choca de lleno un Caribe contra un autobús  
Se queda Chicharito sin novia y boda 
Reitera Tello la importancia de valorar al Cobaez; hay que ir al fondo, dice 
'Split' supera expectativas y es la cinta más taquillera
Tienen nuevo plazo los comerciantes del Arroyo de la Plata
Le niegan el permiso para salir con amigos y se quita la vida en casa
10 beneficios de cantar  
Prepara Hacienda precio máximo para gasolinas en febrero 
Firma Trump salida de Acuerdo Transpacífico 
Quieren promover festivales a nivel nacional 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra
Venta 0.5
€uro
Compra
Venta 0.5

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad