Saturday 21 de January de 2017

Cuentan padres adoptivos su historia

     14 Feb 2011 03:20:00

A- A A+

Compartir:
El proceso de adopción puede ser doloroso, pero vale la pena.(PHOTOS .COM)
El proceso de adopción puede ser doloroso, pero vale la pena.(PHOTOS .COM)

Pablo García* y su esposa Melina González* nunca planearon adoptar.
La pareja ya tenía tres hijos cuando, hace cinco años, los invitaron a ser padrinos de un bebé de 8 meses que estaba en una casas cuna del estado.
La condición era seguir visitando al pequeño y llevarlo de paseo cuando fuera apropiado.
Los García González aceptaron y bautizaron al pequeño Alejandro*.
La convivencia con el pequeño fue tal que decidieron hacerlo parte de su familia.
La pareja considera que fue un proceso al que se sometieron fue doloroso y desgastante.
Cuando hicieron la solicitud la Procuraduría de la Defensa del Menor, la Mujer y la Familia, les respondió que no tendrían oportunidad pues su edad era “avanzada”, y podrían fallecer dejando al menor nuevamente en la orfandad.
Las condiciones sociales, económicas y familiares que tienen los García González no fueron consideradas en el caso; lo mismo le ocurrió a más familias durante esa época.
Fue hasta hace dos años y tres meses que se destrabó el caso.
Sin embargo, hasta hace un año más que les entregaran el acta de nacimiento del niño con sus nuevos apellidos.
Pablo y Melina aseguran que volverían a adoptar, pero que ahora prefieren concentrarse en darle a Alejandro todo lo que pueden de educación, valores, un hogar con comodidades y el resto de detalles que les dieron a sus hijos biológicos.
Están de acuerdo con decirle al pequeño que es adoptado, pero cuando tenga la edad apropiada para entender esa información.
Planeaban tener una niña
Hace tres años que Jorge Martínez y Mariana Rodríguez dieron el primer paso para iniciar el proceso de adopción.
Hicieron la solicitud en una de las casas cuna que están bajo la administración del estado; ellos querían adoptar a una niña.
La Procuraduría de la Defensa del Menor, la Mujer y la Familia comenzó a revisar los antecedentes de la familia que ya tiene un hijo de 12 años.
Ellos acudían a la casa cuna casi a diario para convivir con la pequeña de casi dos años; todos los días se reúnen para cenar a las 6 de la tarde y cuando es la hora la llevan a la cama para que se durmiera.
El periodo vacacional de diciembre de 2010 fue el primero que pudieron pasar con la niña por tiempo completo; en la casa cuna les dieron el permiso y a partir de enero la niña pasa los fines de semana con la familia que espera adoptarla.
A diferencia de otros casos, Jorge considera que el proceso de adopción al que se han sometido ha sido muy fácil.
*Los nombres fueron modificados por seguridad de los involucrados.




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.58
Venta 22.08
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad