Saturday 21 de January de 2017

Cuerpo y razón

     5 Aug 2011 03:40:00

A- A A+

Compartir:

Una característica de la modernidad es el predominio de la razón sobre el cuerpo. Así, la razón asume la forma de tutelaje y control sobre lo corpóreo, considerado un “resto” del yo, algo que puede ser manipulado, estudiado, reprimido; un texto que puede ser leído y “corregido” con el fin de impedir que inhiba el desarrollo de las potencialidades racionales del hombre.
Sin embargo, esta idea del cuerpo negado parece entrar en contradicción con la exaltación del cuerpo perfecto que se observa en nuestros días, y que ha dado lugar a un importante mercado que ofrece tratamientos, (alimenticios, hormonales, dermatológicos), cirugías estéticas y prótesis que prometen juventud y belleza, de acuerdo a la moda impuesta por las industrias culturales.
En este proceso también tiene incidencia el desarrollo de tecnológico e informático que subraya el carácter imperfecto del cuerpo frente a la perfección de la ciencia y la técnica.
La aparente paradoja entre el cuerpo negado y el cuerpo perfeccionado estéticamente es explicada por David Le Breton, reconocido sociólogo y antropólogo francés, especialista en el tema. Desde su punto de vista, la imagen del cuerpo que promueven los medios de comunicación no es el cuerpo en el que vivimos, sino un cuerpo rectificado, redefinido.
Es decir, no ha perdido vigencia la idea de que lo corpóreo constituye un accesorio de la presencia, un borrador a corregir por su imperfección, una especie de recipiente que requiere ser modelado en función de supuestas necesidades individuales y sociales.
Un caso extremo, menciona el autor, es el que ha surgido de la cibercultura y que ha dado lugar a la idea de que el cuerpo es despreciable porque hace perder el tiempo, sobre todo cuando es posible comunicarse en cuestión de segundos a través del internet.
Podría decirse que aunque todavía no es una cuestión generalizada, poco a poco son más las personas que prefieren relacionarse con los otros a través del internet, profundizando con ello la negación de las necesidades corpóreas, incluyendo las pasiones, las emociones y la sensibilidad.  
Frente a estas posturas, hay artistas que buscan insistir en la indivisibilidad del cuerpo y del ser. Pienso, por ejemplo, en la obra poética de Octavio Paz, la cual subraya la idea de que el ser es otredad. Así, en "Bajo tu clara sombra", poema publicado en el libro "Libertad bajo palabra", el autor se afirma en la posibilidad de reconocerse a sí a través el cuerpo de la amada. Sólo en el encuentro corpóreo con el otro, en la reconciliación con la mitad perdida, puede el hombre alcanzar la plenitud humana.

*Miembro del Sistema Nacional de Investigadores




Lo más leído
Hallan una camioneta incendiada y con restos humanos en bolsas 
Acusan de violación al Cabrito Arellano; se trata de su sobrina   
Capturan a un hombre en posesión de un arma tras herir a otro 
Derrumban los vientos una barda de ladrillos y cae en un auto   
Trump mantiene su proteccionismo; EU saldrá del TLCAN si no le favorece
Millones de mujeres marchan en todo el mundo contra Donald Trump
Participan militares en talleres de nuevas masculinidades 
Asegura la Profepa ejemplares de loro en Tabasco 
Debajo del uniforme hay un ser humano: Tenorio Raudales
Aprueba el Issstezac 87 nuevas pensiones 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.57
Venta 22.07
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad