Wednesday 18 de January de 2017

De Corea al Vaticano

Referencias

     10 Apr 2013 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Por enésima ocasión Washington amenaza a la República Popular Democrática de Corea (RPDC) y no ésta nación a su vecina, Corea del Sur, y a la máxima potencia militar mundial, como los medios de comunicación proestadunidenses lo presentan en occidente.
Recordemos que desde 1953 Corea del Norte, como se le conoce a la RPDC, sufre embates mediáticos y económicos de Estados Unidos y su brazo armado, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), que a toda costa pretenden impedir el fortalecimiento de una nación que optó por la vía socialista.
Los regímenes convenencieros, corruptos y entreguistas de Corea del Sur se han prestado para ser el pretexto que la Casa Blanca necesita para hostilizar permanentemente a Norcorea.
Hoy, bajo el pretexto de impedir que Norcorea disponga de armas nucleares, los propagandistas proestadunidenses han lanzado una vasta campaña de amedrentamiento que al mismo tiempo intenta justificar una eventual agresión que encabezarían la OTAN, EU y Japón.
Lo más seguro es que la actual estrategia mediática se desvanezca con el tiempo, visto que Corea del Norte responde con la misma virulencia de su enemigo.
Como el objetivo primordial de Washington es vencer el socialismo coreano para favorecer la expansión del sistema capitalista y conquistar un nuevo e importante mercado, tampoco debe descartarse una intervención mediante la creación y apoyo de fuerzas opositoras al gobierno de Pyongyang, para desestabilizarlo internamente, como actualmente lo hace en Siria.
Es cierto que Corea del Norte tiene un programa de armamento nuclear; sabe que ese poderío será el único capaz de contener cualquier agresión bélica de Estados Unidos y la OTAN. Sin esas armas, Corea del Norte siempre estará expuesta a los ataques yanqui. Norcorea defiende su derecho a sobrevivir en paz. Trata de impedir otro Irak o Afganistán.
Preservar la paz mundial debería ser el objetivo de todos los hombres y naciones amantes de la paz.
En otro vistazo al mundo, destacó la semana pasada la declaración del Papa Francisco, quien promete tolerancia cero a los curas pederastas, como lo hizo su predecesor, Benedicto XVI.
Sobre este vergonzoso tema, agrupaciones de distintos países exigen castigo contra los curas abusadores. Esperaban que el nuevo Papa asumiera una postura más congruente con la gravedad del problema, pero parece que al argentino le tiembla la mano.
Establecer una política de tolerancia cero en la Iglesia católica es insuficiente. Se esperaba que la advertencia fuera que quienes incurran en esos abusos sean sometidos no sólo a las leyes divinas, sino también a los códigos penales de cada nación. No más impunidad a la pederastia clerical, es la exigencia de miles de feligreses y seminaristas humillados.

*Periodista
ricgomm@hotmail.com




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.61
Venta 22.11
€uro
Compra 23.15
Venta 23.65

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad