Tuesday 24 de January de 2017

De la ficción a la realidad

     9 Nov 2012 03:30:00

A- A A+

Compartir:

Por casualidad, después de leer la novela reseñada en mi colaboración anterior, Perra brava, de la regiomontana Orfa Alarcón, y que me llevó a comentar la escasa calidad de muchas narconovelas que se venden como bestseller, he releído otro relato que camina por ese sendero.
Sugerido por un estudiante de doctorado para el análisis grupal en una clase de literatura, el texto en cuestión es “La virgen de los sicarios” de Fernando Vallejo, publicada en 1994 y cuya exitosa recepción hizo que también se adaptara al cine en 1999, aunque con deficiencias técnicas.
Ese relato corto lo había leído hace como 10 años. Si bien en aquel entonces me pareció interesante, la temática abordada la sentí muy lejana a mi entorno, ya que la historia está centrada en el mundo de las drogas, la violencia y la guerra entre narcotraficantes en Medellín, Colombia, en la época del famoso mafioso Pablo Escobar.
El protagonista es un intelectual que regresa a su tierra después de una larga ausencia. Por su relación sentimental con un joven sicario, se ve inmerso en el terrible submundo del narcotráfico, el cual se ha recrudecido por culpa de la impunidad, la corrupción de los gobernantes y la ignorancia de la población, entre otros muchos aspectos.
Es un relato muy crudo, donde el mal en la tierra lleva el signo de la muerte generalizada; mueren narcomenudistas, sicarios, mujeres embarazadas, niños, personas inocentes.
Como el personaje principal es quien narra la historia, el análisis ha resultado muy fructífero, pues ha permitido diferenciar al “yo narrador” del “yo narrado”, de tal manera que mientras el protagonista, es decir, el “yo narrado”, se presenta como una víctima más de una sociedad caótica y laberíntica de la que es imposible salir vivo, el narrador es un ser misógino, racista, clasista y bastante odioso, a mi parecer.
Esta novela corta está excelentemente bien escrita y posee valiosos recursos literarios, más me parece que carece de un elemento que debiese poseer la literatura centrada en la narración sucesos “reales”. Me refiero a la levedad, la cual podría permitir alzar el vuelo y tomar distancia para tener una perspectiva distinta del entorno, con el fin de encontrar salidas al laberinto existencial.
Lo triste del caso, es que, a diferencia de hace 10 años, la nueva lectura me recordó las similitudes entre lo acontecido en Medellín, en aquel entonces, y lo que sucede en México en la actualidad. Ya no pude leerlo como un texto de ficción, sino como representación de la violencia que desafortunadamente prevalece en nuestro país. Que tristeza.

*Miembro del Sistema Nacional de Investigadores




Lo más leído
EU frena 100 tons de aguacate mexicano; descartan culpa de Trump
Pide PAN que fortuna de 'El Chapo' se reparta entre México y EU
Uno tiene que buscar la manera de tener un peso más: Cortés Navia 
Alumno de secundaria amaga en Facebook con tiroteo
Cancelará la Secretaría de Finanzas la mitad de las plazas vacantes
Reconocen incremento de homicidios en Guadalupe
Adolescente embarazada resulta herida en Cancún
Anuncian foro para atender a migrantes 
México se levanta de la mesa si nos quieren hacer pagar el muro: SE
Otorga el Ayuntamiento de Zacatecas apoyo a un Grupo Étnico 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.45
Venta 21.95
€uro
Compra 23.02
Venta 23.52

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad