Friday 24 de March de 2017

De la ficción a la realidad

     11 Jan 2013 03:40:00

A- A A+

Compartir:

Que bueno que existen las vacaciones navideñas. Además del necesario descanso, podemos aprovechar los días de asueto para reunirnos con la familia, visitar amigos, leer una buena novela, escuchar música, ir al cine, levantarnos tarde, etcétera.
La única incomodidad, para quienes seguimos algunas series televisivas, es que los canales sueles suspender los capítulos de estreno para repetir, una y otra vez, lo que “usted se perdió de ver”.
Sin embargo, gracias al Internet ahora podemos tener acceso a series televisivas que no llegaron a México y que son de gran calidad, sin tener que pagar por ello. Y no refiero a las páginas web que reproducen programas o películas de manera ilegal, sino a las que ofrecen de manera gratuita algunas cadenas televisivas internacionales.
Por ejemplo, Radiotelevisión Española brinda a la carta excelentes opciones. Es el caso de la multipremiada serie Desaparecida, estrenada en 2007 y protagonizada por Carlos Hipólito, Luisa Martín y Ángel Solá.
En ella se narra la angustia que vive una familia tras la desaparición de Patricia Marcos, una joven que, a punto de cumplir los 18 años, sale de casa para ir con amigos a las fiestas de un pueblo cercano a su hogar.
Durante los 13 capítulos que dura la serie, los espectadores somos testigos del dolor de los padres de Patricia, de los errores cometidos por la Guardia Civil, de las recriminaciones familiares que surgen ante un hecho tan atroz, de la necesidad de encontrar culpables y fustigar a personas que nada tuvieron que ver con la desaparición de la joven.
La historia es ficticia pero seguramente está inspirada en muchos casos reales. Se asemeja, por ejemplo, a la desaparición de una joven de Salamanca que mantuvo en vilo a toda una comunidad española hasta que finalmente su cadáver fue encontrado. Esto sucedió cuando yo cursaba mis estudios doctorales en Madrid.
No tener noticias de un ser querido es probablemente una de las situaciones más trágicas que puede padecer una persona. Cuando veía la serie, pensaba en la zozobra que están viviendo miles y miles de familias en México que tienen hijos, padres o hermanos desaparecidos, ante el silencio de las autoridades.
Como dicen Mariela Paredes y Rogelio Velázquez en un artículo publicado en la revista Contralínea que está en Internet: “la tragedia que padece México no es de números o estadísticas, es de personas: de niños, niñas, adolescentes, mujeres, hombres, ancianas y ancianos, historias que han sido truncadas de una forma desconocida, violenta. No hay reencuentros ni cuerpos ni tumbas donde llorarles. Ellos simplemente se desvanecen”.

*Miembro del Sistema Nacional de Investigadores
bethsang@hotmail.com




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 18.93
Venta 19.43
€uro
Compra 20.45
Venta 20.95

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad