Sunday 22 de January de 2017

Dejen el teléfono en paz

     3 May 2013 03:30:00

A- A A+

Compartir:

Como si fuese una cuestión diabólica, hace meses el teléfono de casa no paraba de sonar, día tras día, a partir de las 7 de la mañana hasta las 8 de noche. Pero no, no eran llamadas de ultratumba sino de una institución bancaria que insistía en que aceptase una tarjeta de crédito y un programa de seguros de vida, de coche, de casa, etcétera.
De nada servía mi negativa constante. De nada servía, tampoco, los tonos utilizados: amabilidad, indiferencia, molestia, ira. Incluso, el "ring ring" se fue incrementando con el paso de las semanas. Acaso porque jamás era la misma persona la que buscaba convencerme, a como diera lugar, de las bondades de la tarjeta y el programa de seguros.
“Hay que meter en cintura a ese reacio cliente potencial”, parecía ser la consigna de todas aquellas voces desconocidas que no cesaban de acosarme.
Finalmente seguí el buen consejo de un familiar: soportar un momento el "tacataca" del empleado del banco, para después decirle que estaba grabando la llamada, que no quería nada y que exigía el cese inmediato del hostigamiento porque, de ser necesario, tomaría acciones legales.
No volvieron a comunicarse de ese banco. Seguí recibiendo llamadas de otras instituciones crediticias y de tiendas departamentales, pero ya sabía cuál era la receta perfecta para romper el hechizo.
Así viví en paz hasta hace poco. Todo cambió con el registro de aspirantes a los cargos de 58 ayuntamientos y 30 diputaciones locales en Zacatecas.
Pese a que las campañas electorales iniciarán oficialmente a partir del 5 de mayo próximo, desde hace semanas ha empezado a sonar el teléfono de casa insistentemente.
El problema es todavía peor. No hay tras la línea una persona a quien pueda uno exigirle que deje de molestar porque en caso contrario se tomarán acciones jurídicas. No, ahora es una grabación con un largo discurso sobre las cualidades de tal o cual candidato a la alcaldía o una diputación de Zacatecas.
Claro, uno puede cortar la llamada, pero no deja de ser un fastidio la situación. Y pensar que todavía no empiezan las campañas. ¿Tendremos que soportar los ciudadanos esta impertinencia hasta las elecciones de julio?
¿Acaso suponen los candidatos que la ciudadanía se llena de júbilo al recibir estas llamadas con discursos políticos que se asemejan entre sí porque repiten el mismo patrón de promesas casi nunca cumplidas? ¿Quién paga esas campañas telefónicas? ¿Quién les dio permiso de fastidiar con sus cansinas peroratas a la población?
Pregunten a los electores y se darán cuenta que eso no les dará votos, así que, por favor, dejen de molestar.

*Miembro del Sistema Nacional de Investigadores
bethsang@hotmail.com




Lo más leído
Tim Matheson en ¿Quién mató a Reagan?
Gael García, fiel a sus ideales
Localizan en Luis Moya el cuerpo de un hombre con el tiro de gracia 
Muere Yordano Ventura, pitcher de los Reales de Kansas City 
Renuncia Fidel Herrera a su cargo de cónsul en España 
Difundirán a nivel nacional los festivales zacatecanos más representativos 
Busca la Semujer replicar Ciudades Seguras para prevenir la violencia 
Se burla Trump de movilizaciones en su contra “¿Por qué no votaron?” 
Mineros brinca al tercer lugar del Ascenso MX 
Busca Guadalupe duplicar la aportación del Programa 3x1 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.58
Venta 22.08
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad