Thursday 19 de January de 2017

Democracia cultural, urgente y necesaria

Arterias

     21 Jul 2011 03:20:00

A- A A+

Compartir:
Formar públicos es parte de las políticas culturales.
Formar públicos es parte de las políticas culturales.

Hace un año, para estos días, Zacatecas se encontraba en uno de los eventos más importantes a nivel internacional en lo que literatura se refiere.
El Hay Festival reunió a amantes de las letras, a grandes exponentes de distintos países, y a los principales medios de periodismo cultural nacional y algunos extranjeros.
A colación de tan importante evento a realizarse este año en Xalapa, me lleva a reflexionar sobre la necesidad y fomento tanto de una democracia cultural como de la democratización de los bienes culturales.
Hablamos de democratización de bienes culturales a las políticas encaminadas a facilitar el acceso de la sociedad a bienes y servicios culturales. Acciones como estas son la base esencial para la planeación de programas centrados en la creación y desarrollo de públicos, así como en los apoyos a la línea de producción cultural (creación, distribución y consumo).
Para programas culturales de éxito se debe considerar a la sociedad como un cuerpo activo, receptivo y participativo, quedando de lado la idea de pasividad y que la política cultural es unidireccional.
La democratización de los bienes culturales responde de igual manera a la idea de contextualizar las formas y modos de la acción cultural, de manera que tengan conexión directa con el grupo social, es decir, no generar programas aislados de tiempo, espacio y realidad. Este error genera el desperdicio de recurso humano, temporal y financiero que poco incide en el cambio cultural.
En otro sentido, igual de importante, está la democracia cultural, que se basa primordialmente en la participación activa, sostenida y constante de la ciudadanía en la mayoría los procesos de gestión de la cultura.
Actualmente la administración de políticas culturales está centrada en las instituciones, lo que sitúa a la sociedad como simple espectador del “desarrollo cultural”.
Es necesario y urgente la implantación de políticas culturales centradas en la cuidadanía, donde la sociedad tenga el rol protagónico, lo que asegura el éxito de la gestión debido a que se le integra en los procesos de valoración e intervención de la acción cultural. Concebir la sociedad pluricultural, conocer las necesidades de esa pluralidad y la búsqueda de mecanismos para el cambio social basado en la cultura, es la manera en la que se puede construir identidad y compromiso por parte de la sociedad civil.
Democracia cultural, también alude a realizar sinergia con otras instituciones: la academia, la iniciativa privada y los ciudadanos para la creación de programas y toma de decisiones, pues finalmente la visión cultural exitosa se construye con proyectos a largo plazo que trascienden sexenios y trienios. Y no es posible reinventar la cultura cada temporada electoral.
Concuerdo con la idea de la descentralización, pero esta debe de ser en dos vertientes: 1) descentralización en el plano de buscar nuevos espacios de acción cultural que no sean la capital, y 2) descentralización al buscar ciudadanizar la administración cultural.
Twitter: @mantramexicano
                            *Director de la Casa Municipal de Cultura




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.90
Venta 22.4
€uro
Compra 23.29
Venta 23.79

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad