Friday 20 de January de 2017

¿Democracia simulada?

     11 Jun 2012 03:30:00

A- A A+

Compartir:

Las distintas revelaciones periodísticas que se han ofrecido en las últimas semanas y los sucesos que se han producido en el entorno social y político han golpeado a la frágil democracia mexicana. Esto no puede ser una buena noticia, sino augurio de que los conflictos latentes podrían estallar en cualquier momento.
Al parecer, existen organizaciones políticas, empresarios y medios de comunicación dispuestos a transgredir las reglas de juego establecidas por los propios partidos con la intención de imponer a un candidato previamente fabricado en los talleres del espectáculo. Mientras las cosas marchaban bien no hubo necesidad de echar mano de artilugios paralegales, pero en cuanto AMLO comenzaba a despuntar y los jóvenes denunciaban contundentemente el montaje mediático, las pretensiones autoritarias emergían en el horizonte.
Al parecer, un sector de la élite del poder no está dispuesto a perder las elecciones ni a respetar un posible triunfo del candidato de las izquierdas. La histeria corre desgañitada por los noticieros y las mesas de edición de las corporaciones que apostaron por el regreso a los acuerdos monetarios de antaño. Algunas de estas empresas justifican la virulencia de su cruzada en la supuesta defensa de los “valores democráticos”.
A la intolerancia denunciada responden con mayores dosis de intolerancia y autoritarismo, negando a otros derechos y legítimas aspiraciones, incluso la potestad íntima de equivocarse. Aquellos medios independientes que osan salirse de la monodia triunfalista son de inmediato demonizados.
Hoy vemos con mayor nitidez que el futuro ideal que nos proponen es una vuelta descarnada a la decadencia de ayer, donde existía una vía única de pensamiento, una paz forzada construida sobre muertos y desaparecidos, un solitario y mugriento callejón cultural por el cual se debía caminar sin rechistar.
Los porros mandados al Estadio Azteca para intimidar a los jóvenes del movimiento Yo Soy 132, el desaseado manejo estadístico de las encuestas, los contratos ilegales de una televisora denunciados por el periódico británico The Guardian y por excolaboradores de la empresa, los llamados al voto útil por un impresentable y traicionero Vicente Fox, la desaparición de voces críticas en la prensa nacional, la imposición del voto clientelar en algunas universidades públicas son apenas muestras de que la democracia no sienta bien a un sector de la élite de poder.
Estamos atestiguando hechos ominosos ya vistos y padecidos en el pasado. Las autoridades deben garantizar el aseo electoral y el respeto al voto ciudadano, a pesar de que intereses y preferencias no coincidan con las del posible triunfador. Todos los candidatos están en su derecho de contender para ganar el sufragio, pero sin usar recursos ilegales ni estrategias transgresivas del orden jurídico.

*Miembro del Sistema
Nacional de Investigadores




Lo más leído
EU no impondrá pena de muerte a El Chapo: SRE
María Auxilio Tenorio, nueva titular de la DSP de la capital 
Pagan quincena a trabajadores del PRI; les adeudan prestación
Reportan disparos al aire en la avenida Hidalgo en la madrugada 
Encuentran cadáver descuartizado de niño de dos años 
Se unen sindicatos del sector educativo contra el sistema político
Rescatan a 10 tras avalancha en Italia, dos de ellos niños 
Estancia Infantil, un sueño hecho realidad para Rubí Dávila 
'Hoy será recordado como el día en que la gente tomó el poder de esta nación otra vez': Trump
Asumen cargos nuevos titulares en el municipio 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.55
Venta 22.05
€uro
Compra 23.01
Venta 23.51

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad